Audi quattro. 40 años de un coche de leyenda
REVOLUCIONARIA TECNOLOGÍA

Audi quattro. 40 años de un coche de leyenda

En el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, el 3 de marzo de 1980, veía la luz un coupé deportivo con tracción total que revolucionó el mercado.

Pablo García

7 de Abril 2020 17:00

Comparte este artículo: 168 3

La firma de los cuatro aros revolucionó el mercado con la presentación de su primer coche equipado con tracción total quattro, un sistema de transmisión que hasta 1980 solo se utilizaba en camiones y todoterrenos. Fue en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1980 donde se presentó un coupé deportivo con tracción total, el Audi Quattro. Desde ese momento, este sistema de tracción es una de las señas de identidad de la marca.

En la actualidad, la tracción total quattro está presente en todas las gamas Audi excepto en el A1. Entra dentro del equipamiento de serie en los modelos superiores, como el A8, el Q7, el Q8, el R8 y los SUV eléctricos, el e-tron y el e-tron Sportback, así como en las versiones S y RS. Más de 10,5 millones de vehículos con tracción a las cuatro ruedas ya han salido de las fábricas de Audi.

Salón de GinebraSalón de Ginebra

Una idea genial

Surgió en el invierno de 1976 a 1977, durante las pruebas del Volkswagen Iltis que Audi estaba desarrollando para el ejército alemán en Escandinavia, bajo la dirección de Jörg Bensinger. La firma estaba trabajando en un vehículo deportivo de altas prestaciones sobre la plataforma del Audi 80 de producción en serie, con un motor turbo de cinco cilindros que montaba el Audi 200. Las magníficas cualidades dinámicas del Iltis en terrenos helados y nevados llevaron a los ingenieros de Audi a adaptar la tracción total del Iltis en el prototipo deportivo, intentando conseguir una fuerza de tracción óptima.

En 1978, el primer prototipo experimental con un sistema de ejes solidarios demostró sus cualidades de tracción sobre las carreteras nevadas de los Alpes austríacos. El sistema quattro de Audi contaba con las dos condiciones que debía tener una tracción total: ser compacto y ligero, y contar con un diferencial central.

Tras un duro trabajo, el Audi quattro llegó al mercado a finales de 1980. Con una carrocería modificada de un Audi Coupé, contaba con tracción total permanente y un potente motor sobrealimentado que le aportaba un comportamiento deportivo. Con un motor de 5 cilindros y 2.144 cc, culata de dos válvulas por cilindro, un turbocompresor con una presión de soplado de 0,85 bar y 200 CV, esta bestia era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos, y alcanzaba una velocidad máxima de 220 km/h.

Este Audi quattro se mantuvo como un modelo más de la gama Audi hasta 1991 y obtuvo varias actualizaciones técnicas. En 1984, la firma de los cuatro aros añadió el exclusivo quattro de 306 CV. En 1987, el diferencial central con bloqueo manual instalado en el primer quattro desde su lanzamiento se reemplazó por un diferencial Torsen, capaz de distribuir el par de forma variable.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16