jueves, 18 agosto 2022

Audi Q7 e-Tron Quattro. Ecológico, potente y avanzado

El Audi Q7 e-tron quattro es el primer híbrido enchufable del mundo con motor diésel TDI de seis cilindros y sistema de tracción quattro, un SUV funcional y de gran tamaño -5,05 metros de largo- y enorme maletero -650 litros con sus cinco cómodas plazas en uso y hasta 1.835 con los asientos abatidos- que se convierte en la nueva referencia de su categoría gracias a los 373 CV de potencia y 700 Nm de par máximo generados, que en combinación con la transmisión automática tiptronic de 8 velocidades y el bajo peso del conjunto -el Audi Q7 e-tron quattro emplea una nueva carrocería multimaterial con elevados porcentajes de aceros de ultra alta resistencia y aluminio- se traduce en prestaciones excelentes, como una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos. Y con un gasto medio -según norma ECE para híbridos- de 1,8 l/100 km, que equivale a unas emisiones de CO2 de 48 g/km.

Hasta 56 kilómetros en eléctrico

Además, su eficiente motor eléctrico con 128 CV (94 kW) de potencia y 350 Nm de par máximo, y su batería de alto voltaje con 17,3 kWh de capacidad permiten circular sin emitir gases hasta 56 kilómetros, de forma que se incluye en la clase 'Emisiones 0', como los vehículos cien por cien eléctricos. En este sentido, el Audi Q7 e-tron quattro ofrece tres modos de conducción: 'EV' -sólo con motor eléctrico-, 'hybrid auto' -combinando el eléctrico con el 3.0 TDI de 258 CV- e 'hybrid hold' -conserva el nivel de la batería para usarla más tarde-. Y suma otras posibilidades, como el aprovechamiento de la inercia por debajo de 160 km/h, la recuperación de energía con la frenada regenerativa o el asistente predictivo de eficiencia, que usa los datos de la ruta -aunque el sistema de navegación esté apagado- para aconsejar al conductor y conseguir el máximo ahorro.

Recarga, versatilidad y control remoto desde nuestro smartphone

El Audi Q7 e-tron quattro incluye de serie una unidad de carga y conectores para enchufes domésticos e industriales, y Audi ofrece también en opción un soporte para la unidad de carga diseñada por Audi design para su instalación en la pared de cara a un uso doméstico. Gracias a la tecnología de recarga multifásica, la recarga completa del vehículo se realiza en dos horas y media usando la toma industrial de corriente de 7,2 kW, o siete horas y media desde un enchufe doméstico normal. Además, Audi connect incluye servicios online que permiten al conductor controlar remotamente y operar varias funciones desde su smartphone, como conocer el estado de carga de la batería, la autonomía eléctrica, datos del mantenimiento y la localización; e iniciar o detener la recarga, ajustar el temporizador o climatizar el interior antes de empezar a conducir.