Audi A4 Allroad Quattro. Todo lo hace bien
Al Volante

Audi A4 Allroad Quattro. Todo lo hace bien

Tanto si circulamos por una "autobahn" alemana a más de 200 km/h como si afrontamos vías de montaña a fuerte ritmo o abandonamos el asfalto, el nuevo A4 Allroad se desenvuelve a la perfección. Estrena una tracción Quattro más eficiente y llega con motores de entre 163 y 272 CV.

Pedro Martín

Pedro Martín

14 de Julio 2016 21:01

Comparte este artículo: 89 0

Presentado en el Salón de Detroit en enero, el nuevo A4 Allroad Quattro inicia ahora su comercialización con precios que arrancan en los 45.330 euros de la versión 2.0 TDI 163 CV. Las primeras entregas serán en verano, y posiblemente entonces ya esté disponible una variante más asequible, con motor 2.0 TDI 150 y caja manual de seis velocidades, un tipo de transmisión que no se ofrece para el resto de la gama, vinculada sólo a cambios automáticos: el S-tronic de doble embrague y 7 marchas en todos los casos, salvo con el motor 3.0 TDI de 272 CV, ligado al Tiptronic de 8 velocidades.

Lo que sí incluyen todos los A4 Allroad es tracción Quattro -envía un 40% de par al tren delantero y un 60% al trasero bajo condiciones normales de agarre-, sistema que también evoluciona porque la versión 2.0 TFSI de gasolina -nuevo motor con 252 CV y gasto medio de sólo 6,4 l/100 km- estrena la llamada Quattro Ultra, cuatro kilos más ligera y que ahorra 0,3 l/100 km de media gracias a su tecnología de dos embragues en línea, que permite al coche elegir rápidamente entre tracción 4x2 o 4x4. Pero no 'espera' a que se pierda motricidad delante, sino que se anticipa 'hasta medio segundo' a que sea necesario enviar tracción al eje trasero. Una previsión basada en 50 parámetros: giro del volante, aceleración lateral, aceleración y velocidad del vehículo, movimiento del acelerador... Funciona de maravilla, e irá adaptándose a nuevas versiones del A4 Allroad y a otros modelos de Audi -futuros A5, Q3, Q5...-, aunque sólo para mecánicas con un máximo de 50 mkg.

Fuera del asfalto, o sobre carreteras con nieve, se agradecerán también los 166 milímetros de altura libre -34 más que en el A4 Avant-, logrados por dos vías: 23 mm extra corresponden a la suspensión sobreelevada y 11 a los neumáticos con mayor perfil.

Estética campera

Y hay otros cambios, como una estética personalizada y más 'campera' -pasos de rueda con protectores, bajos carenados, nuevos paragolpes, parrilla frontal con lamas verticales acentuadas...- o un sistema Audi Drive Select -de serie en todos, menos con el diésel de 163 CV- que a los programas Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency e Individual -éste ligado al navegador- suma el Offroad, que ajusta la respuesta de motor, cambio, dirección y asistentes -e incluso de la amortiguación adaptativa opcional- para optimizar la eficacia sobre 'mal' suelo.

En nuestro ensayo por Alemania, con predominio de autopistas y alguna carretera de montaña, probamos tres de los cinco motores de lanzamiento, incluido el 2.0 TDI de 190 CV, que será el más demandado en España y parece una alternativa perfecta: buen empuje, bajo consumo... También condujimos la versión diésel más enérgica, con 272 CV y un par impresionante de 61,2 mkg a sólo 1.500 rpm, ideal para el que lo quiera todo, pues también anuncia un gasto moderado. Por último, el 2.0 TFSI de 252 CV nos gustó mucho, pues anda de cine y suena muy bien, aunque el gasto real varía demasiado según el estilo de conducción.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados