martes, 6 diciembre 2022

Aston Martin Vulcan AMR PRO. Desafía las leyes de la física

En febrero de 2015 se presentaba el radical Aston Martin Vulcan. Se trataba de un deportivo fabricado de forma artesanal empleando materiales de última tecnología y que podía ser tuyo si desembolsabas los dos millones de euros sin impuestos que pedían los chicos de Gaydon por cada unidad. Aunque pudieras hacerlo, dudo que te lo vendieran, porque sólo iría a manos de sus clientes más elitistas, no obstante sólo produjeron 24 unidades para todo el mundo, las cuales tan sólo pueden ser utilizadas dentro de un circuito, porque no están homologados para circular por carreteras abiertas al tráfico.

A día de hoy, estos 24 Aston Martin Vulcan son verdaderas obras de arte que se revalorizan con cada día que va pasando. No en vano, han salido a la venta un par de ellos, por los que se han llegado a pagar cerca de cuatro millones de euros. Una inversión redonda.

Disponible para los 24 fabricados

Pues si eres uno de esos 24 elegidos por Aston Martin para tener en su garaje uno de sus 24 Vulcan, quizás estés interesado en el nuevo paquete aerodinámico que los especialistas de Aston Martin Racing han desarrollado para su singular criatura y que han denominado AMR PRO. Esta evolución que se puede equipar en cualquiera de ellos será mostrada en el Festival de la Velocidad de Goodwood.

Ideado para ser aún más efectivo en la lucha contra el crono dentro de los circuitos, Aston Martin Racing ha creado un sinfín de nuevos apéndices aerodinámicos para su carrocería, que recordemos, está fabricada en fibra de carbono. En su frontal encontramos un nuevo splitter, además de los dos aletines que hay por delante de cada una de sus ruedas y que ayudan a generar más carga en el eje delantero y así tener un mejor control sobre la dirección. Para incrementar la refrigeración de sus entrañas, también se han instalado dos nuevas aberturas sobre los pasos de rueda, las cuales también ayudan a rebajar el peso de su capó delantero en 5 kilos. Así este bólido rebaja ligeramente los 1.350 kilos en vacío que anunciaba Aston Martin cuando lo presentó en 2015.

Hay nuevos difusores laterales, pero sin duda el elemento más innovador es su generoso alerón posterior, que pasa a ser de doble ala. Trabaja a la perfección con su rediseñado difusor trasero y entre ambos generan una mayor carga aerodinámica sobre los neumáticos traseros. Así se transmiten de una manera más efectiva al asfalto los 810 CV de potencia que genera su motor 7.0 V12 atmosférico. Aquí no hay precisamente cambio alguno.

Aston Martin Racing si que ha mejorado el software de su transmisión secuencial de 6 velocidades, que ahora realiza cambios de marcha en menos tiempo, del mismo tiempo que se han acortado sus desarrollos para que sea más rápido a la hora de acelerar.

Mayor carga aerodinámica

Gracias a este sinfín de mejoras aerodinámicas, este Aston Martin Vulcan AMR PRO es capaz de generar más «downforce» que los Aston Martin V8 Vantage empleados en las 24 Horas de Le Mans. Y es que puede generar 2.950 libras-pie, que podemos traducir en algo así como 407 kilos/metro. Y eso son 86,7 kilos más que lo que pueden generar las unidades de competición.

No cabe duda alguna de que gracias a todas estas mejoras realizadas por Aston Martin Racing para aquellos que quieran equiparlo en sus Vulcan, serán mucho más efectivos de cara al crono, si bien, la firma británica no anuncia el tiempo que podrán rebajar si se incorpora este paquete AMR PRO y, claro está, su precio es un gigante interrogante.