jueves, 9 febrero 2023

Aston Martin Rapide. La versión eléctrica está al caer

En Aston Martin están preocupados por el futuro de la compañía. Tanto es así que el CEO de la empresa Andy Palmer no ha tenido ningún reparo en reconocer que sin modelos eléctricos la compañia podría sufrir un gran varapalo. Por eso ha reconocido abiertamente que creearán un Rapide eléctrico de aquí a dos años, pero.. ¿cómo será?

Potente, rápido y con gran autonomía

Según Palmer, la idea que tiene la compañia para el nuevo Rapide eléctrico es la de enfrentarse cara a cara con los modelos de Tesla (los S P90D) y ganarles la batalla. Una de las declaraciones que mas morbo han suscitado, han sido en las que confesaba que la compañia inglesa no iba a añadir el modo de velocidad extremo que sí tienen los modelos de la marca americana. «El modo absurdo de Tesla es algo estúpido». Según ha dicho el CEO de AstonMartin, «es mejor poder darte unas vueltas a Nürburgring con solvencia que tener una aceleración extrema durante 500 metros».

En cuanto a las prestaciones, Aston Martin aún no ha sido clara al respecto pero según informa Automotive News, el futuro modelo eléctrico de la compañía rondaría los 800 CV. La tracción del coche sería integral y contaría con una autonomía de 200 millas, o lo que es lo mismo 321 Km. En cuanto a su precio, el Aston Martin cuesta en torno a los 200.000 euros, así que tras los arreglos para hacer una buena conversión eléctrica bien podrían subir su precio unos 50.000 € más.

Como decíamos al empezar, la razón de la existencia de un Aston Martin Rapide eléctrico es la supervivencia de la compañía. O al menos eso es lo que ha confesado Palmer a la revista Automotive News: «si quieres vender motores V12 tienes que irte al otro extremo, al menos para compensar las normativas de emisiones que exigen países como China. De hecho, Audi tiene previsto hacer lo mismo con el R8e-tron».

Después de este modelo tienen previsto seguir con el tema de los enchufables: Al modelo eléctrico se le sumará un SUV que llegará a finales del 2019 como es el Aston Martin DBX. Este modelo tiene en principio aparecerá como un híbrido enchufable, aunque le seguirán una versión de gasolina y uno completamente eléctrico para luchar con modelos que están por llegar.