lunes, 5 diciembre 2022

Aston Martin DB11 Coupé Henley Regatta. Una pieza única

La Henley Royal Regatta es una competición de remo que cada temporada se celebra en el río Támesis. Dura nada menos que cinco días y se viene realizando desde 1839 en la localidad de Henley-on-Thames.

Esta temporada tienen un patrocinador de lo más especial, porque Aston Martin ha puesto sus ojos en este evento con el fin de dar una mayor repercusión a su gama de exclusivos vehículos. Pero los chicos de Gaydon no sólo se van a conformar con ser unos «meros» mecenas de esta competición, sino que también se han esforzado para crear una pieza única que será presentada de forma oficial en dicho evento.

El primer DB11 Coupé One-Off

Estamos hablando de este llamativo Aston Martin DB11 Coupé Henley Regatta, una pieza que es única, lo que se conoce como one-off, y que ha sido personalizada por el artesanal departamento Q Commission de Aston Martin.

Como su nombre indica, toma como punto de partida el nuevo deportivo de Aston Martin, un señorial coupé de 4,74 metros de largo y que esconde el primer corazón sobrealimentado usado por la firma británica. Estamos hablando de un sofisticado 5.2 V12 Biturbo capaz de generar la friolera de 608 CV de potencia. Aquí no se han realizado cambios, pero no podemos decir lo mismo en cuanto a la personalización.

Detalles que lo hacen único

Y es que para comenzar, en su exterior se apuesta por una carrocería pintada en color Diavolo Red, la cual contrasta con el techo en Silver Scintilla Satin. El toque deportivo lo ponen diferentes piezas fabricadas en fibra de carbono, como el splitter delantero, los faldones laterales, el difusor posterior o las tomas de refrigeración que hay en las aletas delanteras. Tampoco desentonan las llantas de 20 pulgadas en acabado oscuro, a juego con sus espejos retrovisores, los pilotos posteriores oscurecidos o los emblemas de Aston Martin, que también han sido creados en carbono.

Q Commission también ha trabajado duro en el interior de esta criatura única. Para ello, sus deportivos asientos combinan el más fino cuero, teñido en colores Negro Metálico y Rojo Canciller. Todo ello se decora con pespuntes en tono plata a juego con el techo. Tampoco podían faltar ribetes en color rojo para realzar su deportividad en partes como el salpicadero o los paneles de las puertas, molduras de fibra de carbono o un sofisticado sistema de sonido firmado por los especialistas de Bang & Olufsen.