Aston Martin Bulldog. Una demostración de poder
LLEVARÁ 18 MESES RESTAURARLO

Aston Martin Bulldog. Una demostración de poder

Esta excepcional pieza de historia de la firma británica Aston Martin será restaurada y modernizada por los chicos de Classic Motor Cars (CMC) en el Reino Unido.

Santiago Casero

22 de Marzo 2020 13:00

Comparte este artículo: 20 3

Bulldog, este es el nombre que eligió Aston Martin para esta criatura allá por 1979 y su intención no era otra que la de convertirse en el coche de producción más rápido del momento. Para ello se diseñó una carrocería con forma de gajo o cuña que para la época gozaba de un coeficiente aerodinámico excelente (0,34) y que además tenía como corazón un potente V8 twin-turbo de 5,3 litros capaz de generar 608 caballos de potencia, por tanto, la receta auguraba un éxito casi palpable con tan solo escuchar los ingredientes. Esto cambió cuando Victor Gauntlett se convirtió en presidente de la compañía en 1981 y cortó de raíz el sueño del Bulldog de alcanzar los 322 km/h (cifra marcada como meta ya que suponía alcanzar 200 mph en las medidas inglesas). Por tanto el modelo jamás llegó a alcanzar su meta incluso habiendo logrado ponerse a 307 km/h en unos tests en el circuito MIRA, pero no fue posible continuar con el desarrollo.

18 meses y piezas hechas a mano

Ahora, bastantes años más tarde, los chicos de Classic Motor Cars (CMC), con sede en Reino Unido, se han propuesto restaurar este icónico y prometedor modelo de finales de los 70 y para ello se embarcarán en una tarea de 18 meses que les llevará a dejar el coche en su estado original y a dotarle así mismo de distintos componentes modernos que mejoren su fiabilidad y dinámica. Pero esta tarea no estará exenta de obstáculos ya que en el proceso, muchas de las piezas habrán de ser cambiadas y, tratándose de un modelo único, será más que difícil, e incluso imposible, dar con muchas. Es por esto que CMC se encargará de fabricar muchas de ellas.

Como detalle, CMC cuenta con multitud de papeles, historia y documentación sobre el Bulldog, la tarea es compleja por la falta de muchas de las piezas originales por lo que, la compañía pide a quienes tengan documentos, fotografías, conocimientos o experiencias pasadas con el Bulldog, que se pongan en contacto con la compañía con el fin de hacer la restauración lo más fiel posible a aquel modelo que deslumbró en 1979.

Artículos recomendados

Sigue Motor16