martes, 6 diciembre 2022

Así son los supercamiones de Seat

Seat fue pionera en España en la utilización de duotráilers y gigatráilers para transportar sus mercancías. La marca española probó estos supercamiones -los de mayor capacidad y longitud que circulan por las carreteras europeas- por primera vez en 2016 y después apostó por ellos para mover las mercancías de sus proveedores, ya que permiten reducir hasta en un 30% las emisiones de CO2 y en un 25% los costes logísticos.

El fabricante cuenta ya con cuatro rutas operativas que utilizan duotráilers y gigatráilers y abrirá nuevas conexiones en los próximos meses. En la actualidad, la compañía automovilística cuenta con dos rutas de duotráilers que comunican la planta barcelonesa de Martorell con Teknia (Azuqueca de Henares, Guadalajara) para el suministro de piezas de acabado interior y con Global Laser desde la Ribera Baja (Álava), que transporta piezas de chapistería desde hace poco tiempo.

Además, Seat cuenta con dos gigatráilers que unen la fábrica de Martorell con la fábrica de Gestamp en Orcoyen (Navarra) para el transporte de material de chapistería y uno con KWD, también desde Orcoyen, para el suministro de piezas de chapistería.

El duotráiler

Los duotráiler de Seat miden 31,70 metros y pueden transportar 70 toneladas de peso. Disponen de dos remolques de 13,60 metros impulsados por una cabeza tractora. Gracias a ellos se reduce el número de camiones que tendrían que utilizarse para mover las mismas piezas y también el índice de siniestralidad, ya que estos vehículos circulan por vías de alta capacidad.

Además, el ahorro es significativo en otros aspectos, ya que si se compara el espacio que ocuparían seis camiones normales frente a seis duotráilers, se reduce en un 36,5% el espacio en carretera. La marca prueba también nuevas cabezas tractoras de 520 CV y 9 ejes, que rebajarán en un 30% las emisiones, frente al 20% actual.

El gigatráiler

Mide 25,25 metros de longitud, por lo que es seis metros más corto que el duotráiler, y tiene una capacidad máxima de 60 toneladas. Está formado por una cabeza tractora, un remolque de 7,80 metros y un remolque adicional de 13,60 metros. Sus ahorros se calculan en un 22% de costes logísticos y una rebaja del 14% en las emisiones de CO2.