lunes, 4 julio 2022

AM-001 RB. El supercoche de Aston Martin y Red Bull

Aston Martin y Red Bull unen sus fuerzas para crear un innovador superdeportivo, conocido por ahora con el nombre en código AM-001 RB. Un coche que tratará de combinar la visión y las habilidades de dos marcas líderes en el mundo para crear un coche de carretera, diferente a todo lo visto anteriormente.

Un proyecto que nace del empeño, sobre todo, de tres hombres. Por un lado, Adrian Newey, director técnico de Red Bull Racing y el más más exitoso diseñador de monoplaas de Fórmula 1 de los últimos tiempos. Por otro, Marek Reichman, vicepreside ejecutivo y director general creativo de Aston Martin. Y el tercer hombre es David King, vicepresidente y director de operaciones especiales.

Diseñado por Adrian Newey

Reichman y Newey han trabajado estrechamente en todos los aspectos del proyecto para asegurar que el AM-RB 001 sea capaz de aunar a la perfección forma y función. El objetivo es crear un coche totalmente utilizable en carretera pero que sea capaz de desenvolverse en un circuito como ningún otro coche de carretera lo haya hecho hasta ahora.

Está realizado con una estructura de fibra de carbono, que garantiza la máxima ligereza y el trabajo en su aerodinámica es absolutamente radical, para ofrecer unos niveles de agarre al suelo sin precedentes en un coche de calle. Gracias al diseño de Newey gran parte de esta carga aerodinámica se genera bajo el suelo, lo que ha permitido a Reichman libertad para ofrecer un diseño vanguardista, con la esencia de Aston Martin pero en el que ha podido explorar todo tipo de formas.

Motor V12 en posición central

El nuevo modelo será producido en la planta de Gaydon, donde se encargará de la fabricación el equipo de David King. Es el centro creado expresamente por Aston Martin para fabricar el One-77. No hay datos de su motor, aunque se anuncia que será un propulsor totalmente nuevo, un V12 atmosférico colocado en posición central que busca una relación peso potencia de 1 kilo por caballo.

También ofrecerá un innovador concepto de suspensiones para hacer frente a las cargas aerodinámicas extremas a altas velocidades pero manteniendo el confort y la capacidad de uso a diario. Un sistema fruto de la experiencia de más de 30 años de Newey. Y en cuanto a la transmisión, es totalmente nueva; diseñada por Newey será desarrollada por Red Bull Advanced Technologies.

Adrian Newey se mostraban encantado con el proyecto durante la presetación: “Siempre he querido diseñar un coche de carretera. La formación de Red Bull Advanced Technologies me dio la posibilidad de realizar esa ambición, pero yo creía que deberíamos trabajar con un fabricante de automóviles. Aston Martin estaba en el primer puesto de mi lista. Sé que Red Bull Racing tiene la capacidad de manejar los aspectos de rendimiento puro, pero la experiencia de la fabricación de automóviles bellos, rápidos y cómodos GT de Aston Martin es de gran beneficio para el proyecto”.

La producción total será de entre 99 y 150 coches de carretera incluidos todos los prototipos y 25 unidades solo para circuitos. Las primeras entregas comenzarán en 2018.