domingo, 22 mayo 2022

Alpine A110. Regresa un mito

Hace justo un año que en este mismo escenario del Salón de Ginebra era presentado el Alpine Vision, un prototipo que finalmente se ha convertido en la máquina que tienes ante tus ojos, el nuevo Alpine A110, un deportivo potente y ligero que llega para reeditar toda una leyenda de antaño. Precisamente en su antepasado se han inspirado sus creadores para diseñar esa inconfundible carrocería, que como su chasis, está fabricado por completo en aluminio, para contener al máximo su peso final.

Nuevo 1.8 TCe

Peso que se queda en unos ajustados 1.080 kilos, siempre y cuando no lo equipemos con alguna de sus opciones. Para mover este ligero deportivo se apuesta por un propulsor de nuevo desarrollo. Se trata de un corazón 1.8 TCe de cuatro cilindros y sobrealimentado que es capaz de proporcionar 252 CV de potencia y 320 Nm de par motor. Semejante mecánica se ha posicionado tras sus dos asientos y todo su potencial es enviado a las ruedas posteriores por medio de una transmisión desarrollada por Getrag. Es de doble embrague y tiene siete velocidades.

Con una relación peso/potencia de 4,28 kg/CV este nuevo Alpine A110 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos y puede alcanzar los 250 km/h, a los que ha sido limitado electrónicamente. Aunque es veloz, también es eficiente, pues han firmado un consumo medio de 6,2 l/100 km.

Tres modos de conducción

Su transmisión tendrá tres modos de funcionamiento dependiendo del programa elegido por el conductor: Normal, Sport o Track. También variarán el tacto de la dirección, la gestión del motor, la acción de sus controles electrónicos, el sonido de su escape o la visión que tenemos en la pantalla que hay tras su pequeño volante.

Alpine ha pasado infinidad de horas perfeccionando la aerodinámica de su nuevo Alpine A110, que prescinde de generosos alerones antiestéticos. Para conseguir un Cx de 0,32, uno de los más bajos en este segmento, Alpine ha creado un fondo plano y un nuevo difusor posterior para esta máquina que tan sólo mide 4,18 metros de largo. También mide 1,80 metros de ancho y 1,25 metros de alto.

La dinámica será uno de sus puntos claves y para comenzar diremos que presenta un reparto de pesos de un 44% delante y un 56% detrás. Para conseguirlo, han posicionado el depósito de combustible por detrás de su eje delantero entre otras muchas cosas. Tambien han ideado suspensiones multibrazo para ambos ejes, que han sido fabricadas en aluminio, además de un potente equipo de frenos firmado por Brembo. Las pinzas traseras cuentan con un actuador para el freno de estacionamiento que es eléctrico, y que es primicia mundial. Este sistema consigue ahorrar 2,5 kilos. Estos frenos se esconden tras unas llantas forjadas de 18 pulgadas diseñadas por Otto Fuchs. Delante tiene neumáticos 205/40 y detrás 235/40.

Ya puedes reservar los Preimère Edition

El habitáculo es minimalista y en el se añaden piezas de aluminio y carbono para aportar ligereza y deportividad. Llamativos son sus asientos desarrollados específicamente por Sabelt. Son de una pieza y cada uno de ellos pesa 13,1 kilos. El equipaje de sus dos ocupantes cabrá en sus dos maleteros, el delantero con 100 litros de capacidad, y el trasero con 96 litros extra.

Los primeros en ponerse a la venta serán los Alpine A110 Première Edition, una edición de la que sólo se fabricarán 1.955 coches (año en el que fue lanzado el Alpine original) y que estará disponible en los colores negro, blanco o azul Alpine. Estas máquinas añaden pedales de aluminio pulido, baquets tapizados en cuero, sistema de sonido Focal, inserciones de fibra de carbono, llantas específicas de 18 pulgadas Otto Fuchs, escape de titanio… Sólo se conocen sus precios en Francia, donde ya lo pueden reservar por 58.500 euros.