Conducimos el Volkswagen Touareg 3.0 TDI 286 CV. El no va más de VW
AL VOLANTE

Conducimos el Volkswagen Touareg 3.0 TDI 286 CV. El no va más de VW

Si quieres saber hasta dónde es capaz de llegar Volkswagen tecnológicamente hablando, lo mejor es conocer a fondo la tercera generación del Touareg, su buque insignia. Lo hemos probado con la motorización con la que debuta, un diésel V6 TDI de 286 CV, y lo cierto es que abruma en todos los sentidos.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

27 de Julio 2018 22:08

Comparte este artículo: 54 10

Hace unas semanas avanzamos las primeras impresiones del nuevo Volkswagen Touareg en una intensa presentación estática. Nos quedamos sorprendidos por la auténtica avalancha tecnológica que estrena, pero nos faltaba la prueba de fuego: conducirlo y conocer las sensaciones al volante.

A modo de pequeño recordatorio, señalar que crece 77 milímetros en longitud y 44 en anchura, y reduce la altura en 7 milímetros. A pesar de ser más corpulento y estar mejor dotado en su equipamiento, reduce el peso en 106 kilos. Por eso, y por los nuevos asistentes tecnológicos -ver cuadro-, este peso pesado se muestra más ágil y dinámico que nunca.

Probamos la versión diésel con 286 CV

Hemos probado el Touareg con la versión que se estrena actualmente. Se trata de un propulsor diésel 3.0 V6 TDI con 286 caballos de potencia. Nos ha encantado, pero hay más opciones. En junio llegará una segunda variante con este mismo bloque de 231 CV, y en la recta final del año será el turno del único motor de gasolina disponible, un 3.0 V6 TSI de 340 CV. A comienzos de 2019 llegará un poderoso 4.0 V8 TDI con 421 CV y más adelante pedirá paso una variante híbrida enchufable, pendiente aún de conocerse su grupo de propulsión. A falta de conocer esta última, el resto de la gama monta de serie una transmisión automática Tiptronic de ocho relaciones con convertidor de par y la eficiente tracción total quattro.

En nuestra toma de contacto fuimos con 'todo'. Nos explicamos: estabilizadoras activas, suspensión neumática, dirección en las cuatro ruedas, iluminación IQ.Light-LED Matrix, todos los asistentes habidos y por haber... y el acabado R-Line, el más deportivo y que presume en su dotación de serie del novedoso Innovision Cockpit.

Destacamos este último porque se trata de un tándem formado por el cuadro de mandos Digital Cockpit de 12,3 pulgadas y una pantalla táctil de 15 pulgadas en el salpicadero, que por tamaño y definición casi nos valdría para el salón de casa. Es muy intuitiva en su funcionamiento, aunque conviene familiarizarse antes con ella por la cantidad de posibilidades que ofrece. Con el acabado Premium cuesta 4.230 euros y no estará disponible para el nivel de acceso, el Pure, que rebajará la factura del Touareg a un precio de partida de 65.000 euros.

Iniciamos el contacto por autopista, su zona de confort, y nunca mejor dicho porque podemos circular de manera semiautónoma gracias al control de velocidad adaptativo y a la alerta de cambio de carril. Además, con el modo Eco limitaremos su 'sed' al contar con la función de navegación por inercia.

Más sorprendente resulta cuando afrontamos un tramo de carretera de montaña. El empuje del propulsor convencerá a cualquiera, pues reacciona desde bajo régimen como si nada y el cambio es rápido. Y a pesar de su corpulencia nos cautiva su agilidad, girando casi plano en las curvas, traccionando de manera sobresaliente y neutralizando las irregularidad del firme como si nada. Nos hubiera gustado conocer sus reacciones sin tanta tecnología, como viene de serie...

En cualquier caso, la dirección es precisa y adelantar es un juego de niños; más aún si apostamos por el modo Sport, que provoca que todo sea más inmediato: motor, cambio, dirección, electrónica... El asistente de modos de conducción también nos permite elegir entre los modos Comfort, Normal e Individual. Y aunque no está disponible para el R-Line, el resto de la gama ofrece un paquete con diferentes perfiles Off Road: Auto, Nieve, Arena, Gravilla y Experto. En caso de necesidad, el conjunto se puede elevar hasta 70 milímetros sobre la posición normal.

En resumen, la nueva generación del Touareg es el escaparate más completo de Volkswagen actualmente.

Las estabilizadoras activas y la dirección en las cuatro ruedas son opcionales. Junto a la suspensión neumática y el tren de rodaje adaptativo cuestan 7.130 euros. Los nuevos IQ.Light-LED Matrix cuentan con 128 leds por faro y cuestan 2.260 euros. El Touareg es el primer Volkswagen que incorpora un sistema de visión nocturna. Es opcional, y su precio es de 2.200 euros.Las estabilizadoras activas y la dirección en las cuatro ruedas son opcionales. Junto a la suspensión neumática y el tren de rodaje adaptativo cuestan 7.130 euros. Los nuevos IQ.Light-LED Matrix cuentan con 128 leds por faro y cuestan 2.260 euros. El Touareg es el primer Volkswagen que incorpora un sistema de visión nocturna. Es opcional, y su precio es de 2.200 euros.

Estrenos tecnológicos. Dinámica y visión

Muchos son los estrenos tecnológicos que incorpora esta tercera generación del Volkswagen Touareg. A nivel dinámico destacamos la nueva dirección en las cuatro ruedas. Hasta los 37 km/h, las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras, facilitando la maniobrabilidad, mientras que cuando se supera esa velocidad lo hacen en el mismo sentido, ganando el conjunto en agilidad. También incorpora unas barras estabilizadoras activas que se alimentan con el nuevo sistema eléctrico de 48 voltios. Además, es el primer modelo de Volkswagen que incorpora un sistema de visión nocturna. Denominado Nightvision, consta de una cámara térmica de infrarrojos que detecta tanto a personas como a animales. Y destacar también los nuevos faros IQ.Light-LED Matrix, con hasta 12 funciones de iluminación, incluida una para uso 'off road'.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16