Skoda Superb. Soberbio, otra vez
Al volante

Skoda Superb. Soberbio, otra vez

El Superb de Skoda madura y se afianza como una alternativa de compra inteligente para los que buscan un producto de calidad a un precio competitivo. Su actualización es muy interesante.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

27 de Agosto 2019 22:00

Comparte este artículo: 114 5

Exteriormente, el Superb incorpora una nueva parrilla más grande que sobresale un poco más por abajo hasta el nuevo paragolpes delantero, y a lo ancho hasta llegar a los faros, ahora más estrechos y con tecnologÍa Full LED de serie. Y la forma de los pilotos antiniebla LED inferiores también se ha redisenñado. En la parte trasera, el embellecedor de cromo que conecta los pilotos otorga a esa parte del coche un toque más elegante y exclusivo, y las letras mayúsculas 'SKODA' de lado a lado del portón, y en tamaño XL, lucen orgullosas como nunca, del mismo modo que ocurre en la zaga del Scala.

Pero una de las novedades más importantes en esta actualización del Skoda Superb es el nuevo propulsor 2.0 TDI con una potencia de 150 CV. De hecho, es el primer motor diésel de la nueva generación de motores EVO en la marca, con un peso inferior, menos emisiones y un consumo reducido -ver cuadro-. En el Superb, el 2.0 TDI de 150 CV esta disponible con cambio manual de 6 velocidades o con el DSG de 7, y cumple la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. Al volante de esta versión en su variante de cambio manual hemos apreciado una gran suavidad no exenta de genio cuando se pisa el acelerador con ganas, ausencia de vibraciones y silencio de marcha ayudado, sin duda, por una consistente insonorización del vehículo. Por autopista y a 120 km/h hemos medido consumos de risa en modo ECO, con cifras en torno a los 4,5 l/100 km con tres personas y sin equipaje. Y lo cierto es que con una aceleración oficial de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos -sólo dos décimas más que con el 2.0 TDI sin la evolución y la misma velocidad máxima de 221 km/h-, el nuevo propulsor no va nada mal aunque vaya provisto de un sistema SCR con dos catalizadores y doble dosis de AdBlue. Además de esta mecánica, que llegará en septiembre, el Superb contará con el 1.5 TSI 150 CV manual o DSG; el 2.0 TSI de 190 CV con DSG y 4X4; el 2.0 TSI de 272 CV con cambio DSG y tracción total; el 1.6 TDI de 120 CV con DSG, y el 2.0 TDI 190 CV manual o DSG y tracción total. Y como no se han modificado reglajes de suspensión ni esquemas, el Superb sigue gozando de un comportamiento noble y eficaz, aderezado por una tracción total o un sistema de regulación de dureza que ajusta ésta para sacarle el máximo partido a un chasis tremendamente eficaz.

El Skoda Superb estará disponible con seis niveles de acabado: Active, Ambition, Sportline, Style, L&K y Scout. Y los precios parten de los 31.590 euros de la versión berlina 1.6 TDI 120 CV con caja DSG, aunque con motivo del lanzamiento todos los acabados contarán con unos packs gratuitos. El coche ya está a la venta.

Salón de Francfort

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16