Mazda MX-5. Diversión asegurada
AL VOLANTE

Mazda MX-5. Diversión asegurada

El MX-5 de Mazda ha cosechado premios y seguidores desde su nacimiento en 1989. Y sigue evolucionando con un motor 2.0 mucho más potente y mejoras en otros apartados. Además, mantiene un precio muy competitivo.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter Google+

23 de Diciembre 2018 21:00

Comparte este artículo: 0 7 0

No conozco a nadie que haya conducido un Mazda MX-5, sea de la generación que sea, y no haya colocado a ese mítico roadster entre sus caprichos preferidos a la hora de ir completando un hipotético garaje ideal. Y a partir de ahora tendrán más argumentos.

A nivel mecánico, los cambios más importantes se han realizado en el motor Skyactive-G 2.0 con los objetivos de mejorar la respuesta, el rendimiento y la eficiencia. Por ejemplo, han reducido el peso y la fricción de muchos elementos, y se ha optimizado todo el proceso de combustión y escape. El motor Skyactive-G 2.0 también ha recibido un volante de inercia de doble masa que mejora la suavidad y la capacidad de respuesta. Y por último recurre a una nueva relación de transmisión final del cambio automático para mejorar la respuesta a la presión sobre el acelerador en toda la gama de revoluciones. Por otro lado, se ha incrementado el diámetro interior del colector de escape, que ahora también añade un sonido de más calidad

Como resultado de todos estos cambios, el MX-5 es más rápido, más deportivo y aún más emocionante. Como no podía ser de otra forma si tenemos en cuenta que la potencia aumenta 24 caballos al pasar de 160 a 184 CV; que el par máximo aumenta de 200 a 205 Nm y que el corte de inyección ya no tiene lugar a las 6.800 rpm, sino que la aguja del cuentavueltas se puede estirar sin miedo hasta las 7.500 rpm, con un sonido y una aceleración que quita el hipo.

Al volante en la mágica carretera Transfagarasan de Rumania -la más técnica, espectacular y exigente de Europa- se agradece que este dos litros estire más y mejor, porque los desarrollos son más bien cortitos y este plus de revoluciones ayuda a apurar más la mecánica sin que el corte de inyección nos obligue a subir marcha en un estilo de conducción deportivo. Además, y ya en otro tipo de carreteras, se nota claramente una respuesta más llena a bajo y a medio régimen que permite aprovechar mejor las marchas más largas sin tener que reducir para esperar una respuesta contundente. No obstante, la precisión y rapidez del cambio manual -ahora con un mayor control de las vibraciones- y la adecuada posición de la palanca nos hacen olvidar por esta vez la comodidad de la caja automática.

En el apartado del comportamiento, el nuevo Miata mantiene inalterable su reconocida eficacia, su facilidad de conducción y un tacto deportivo y divertido que es cualidad incondicional de este 'invento' desde que viera la luz hace 30 años. El consumo oficial aumenta ligeramente -0,3 décimas de litro- respecto al propulsor anterior a pesar del aumento de potencia y par. Y sobre el terreno, y en este entorno tan exigente, el MX-5 nos ha gastado una media de 9,0 l/100 km abusando de segunda y tercera, y subiendo en poco tiempo hasta los 2.000 metros de altitud. Más tarde, y ya en carretera abierta y realizando una conducción turística y ajustada a las características de la vía, la cifra ha oscilado entre los 5,5 y los 6,5 l/100 km, cifras similares a las homologadas por la marca ya con el nuevo método WLTP; todo un lujo -por lo bajas- para un deportivo de 184 CV.

En cuanto al motor 1.5, que hasta ahora rendía 131 caballos y 150 Nm de par máximo, comparte algunas de las mejoras del dos litros, lo que le hace ganar dos caballos y dos Nm de par, con unos consumos oficiales de 6,3 l/100 km de media.

Al margen de las mejoras en los motores, el MX-5 estrena un techo blando de lona de color marrón, mejor sellado de las ventanillas para reducir la sonoridad en la versión con techo de lona, nuevas llantas de color negro metálico de 16 y 17 pulgadas, un nuevo volante telescópico -30 mm de recorrido- que hemos agradecido mucho los más altos, unas puertas más suaves y fáciles de abrir y los sistemas Apple Car Play y Android Auto.

En el frente de la seguridad, el MX-5 recibe, sólo en su versión RF, detector de fatiga, sistema de reconocimiento de señales, cámara de visión trasera y Smart City Brake Support delantero y trasero con reconocimiento de peatones. La nueva gama comienza en 21.729 euros si aplicamos todos los descuentos.

Mazda MX-5 RF 2.0 184 cv Zenith; El más vendido

Curiosamente, el MX-5 más vendido de la gama en España es la versión con techo duro escamoteable RF -siglas de Retractable Fastback-, que se lleva el 65 por ciento de las ventas frente al 35 por ciento del modelo original, de techo blando -Soft Top-. Parece ser que la versión de techo duro, que por cierto cuesta 2.500 euros más que la Soft Top, atrae más al público español por el miedo del comprador a que, estando el coche aparcado en la calle, la capota blanda sufra algún tipo de desperfecto por parte de un ladrón o un gamberro. El 70 por ciento de las ventas serán con el motor de dos litros, y el acabado más solicitado será el Zenith.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16