Jeep Wrangler. Civilizado aventurero
AL VOLANTE

Jeep Wrangler. Civilizado aventurero

Por exigencias del ejército norteamericano, en 1941 Jeep fabricó el Willys, un legendario todoterreno que con el tiempo fue civilizándose y convirtiéndose en un excelente vehículo recreacional. Hasta el día de hoy, cuando se estrena este nuevo Wrangler que mejora en todos los apartados, y sin renunciar a su ADN. Llega en septiembre.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

16 de Agosto 2018 11:00

Comparte este artículo: 75 5

En la última edición del Salón de Los Ángeles, los chicos de Jeep presentaron su nuevo Wrangler, la más reciente evolución de un legendario todoterreno que ya hemos tenido ocasión de conducir por tierras austríacas, y que en el mes de septiembre llegará a los concesionarios europeos con una completa gama, pues mantendrá sus dos carrocerías, contará con cuatro niveles de acabado -Sport, Sahara, Overland y Rubicon-, estrena dos propulsores, dispondrá de más de 180 accesorios originales Mopar...

Estéticamente no rompe moldes, ya que en la firma americana han respetado al máximo el legado de sus antepasados. Eso sí, han dado las pinceladas justas para mejorar la aerodinámica y aportar un toque tecnológico gracias a la llegada de faros y pilotos con tecnología LED.

Independientemente de la carrocería elegida, se ofrece con los techos Zipperless Premium Sunrider, es decir, la clásica capota de lona; además del denominado Freedom Top, compuesto por cuatro paneles de fibra, que ahora son más ligeros y fáciles de poner y quitar. Si aún buscas una mayor libertad, el Wrangler permite abatir la luna delantera y desmontar sus puertas, ofreciendo una experiencia de conducción única en su segmento... Y también fuera de él, aunque igual al margen de la legalidad en España. Los Unlimited ofrecerán el Sky One-Touch, una opción que rondará los 3.000 euros y que apuesta por un techo de lona totalmente eléctrico, que es operativo mientras la velocidad del vehículo no sea superior a 88 km/h.

Con un solvente 2.2 Multijet de 200 CV

Sin perder su esencia, Jeep ha trabajado para mejorar su interior. Ahora hay materiales blandos, mejores ajustes; y, sobre todo, una mayor ergonomía, pues sus mandos se han colocado de forma más lógica, sin olvidar que estrena pantallas táctiles con el sistema Uconnect. También hay cámara de marcha atrás, sensores de ángulo muerto, pantallas TFT de 3,5 ó 7 pulgadas frente al conductor... Conductor que, por cierto, encontrará una posición de conducción más lógica gracias a los nuevos asientos y a un volante que tiene regulación en altura y profundidad. Pero se echa en falta un reposapiés, y acceder a las plazas traseras en los Wrangler de dos puertas requiere un extra de agilidad.

Todo ello se sustenta sobre un chasis de largueros equipado con ejes rígidos, una solución idónea para el uso off-road, pero no lo mejor para viajes por carretera. Aunque los Unlimited, gracias a su mayor batalla -3.008 milímetros frente a 2.459-, pisan con más nobleza, si bien su dirección necesita de constantes correcciones para mantenernos entre las líneas y el tacto del freno no es su punto fuerte.

Pero para viajar, ahora ayuda su nuevo diésel 2.2 Multijet, un corazón que mantiene los 200 CV del anterior 2.8 CRD, aunque su par gana 4 mkg. Aunque superan las dos toneladas, sorprenden sus prestaciones y gana velocidad con mucha soltura ayudado por su nuevo cambio automático de 8 marchas, heredado de los Grand Cherokee. Esto, y el Start-Stop, ayuda a minimizar el consumo, y a 130 km/h ronda los 9,0 l/100 km.

La capacidad 'off-road' es vital para un Wrangler, y más aún si hablamos de los Rubicon, que tienen ejes Dana 44, bloqueo de diferencial delantero y trasero, desconexión de estabilizadora, neumáticos específicos... Lo imprescindible para pasar por cualquier sitio que te propongas.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16