Jaguar F-Pace. El Jaguar total
EL PRIMER SUV DE LA MARCA

Jaguar F-Pace. El Jaguar total

El F-Pace es el primer SUV de la marca inglesa y el tercer vehículo de Jaguar con arquitectura de aluminio. Está disponible ya en los concesionarios a partir de 45.000 euros y se convierte en el Jaguar más práctico y versátil de todos los tiempos.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

10 de Septiembre 2016 22:28

Comparte este artículo: 46 0

Aunque recurre a una plataforma similar a la usada por sus hermanos pequeños XE y el XF, lo cierto es que el F-Pace estrena el 81 por ciento de las piezas y no las comparte con ninguno de ellos. Y el aluminio vuelve a ser protagonista al estar fabricado en ese material el 80 por ciento de la carrocería. El resto son aceros de alta resistencia como el de las puertas, plástico reforzado como el del portón trasero y algunos elementos de magnesio como la barra de refuerzo entre las torretas de amortiguación. De esta forma se consigue un reparto de masas ideal de 50:50 y un peso total entre 45 y 260 kilos por debajo del anunciado por sus rivales, una importante ventaja a la hora de lograr una excelente relación entre prestaciones y consumo -4,9 l/100 km para el F-Pace mas barato-. Y un dato clave para que durante su conducción el coche transmita una ligereza impropia de un todocamino tan grande.

Todo esto, sumado a la precisión con la que se han trabajado las suspensiones y a la rigidez lateral conseguida, un 50 por ciento mayor en el tren delantero que la del Porsche Macan -según Jaguar, el rival más cercano en cuanto a dinámica- y un 35 mayor en el trasero, logra una precisión notable en la dirección. Además, el eje trasero Integral Link permite separar claramente la elasticidad vertical y lateral, lo que mejora el rendimiento. Sobre el terreno, y con la opción Adaptive Dynamics -1.355 euros como parte de un Pack o de serie en las versiones más potentes y equipadas-, el F-Pace se adapta a cada situación pero sin radicalizar la dureza ni siquiera en la posición más deportiva. Esto le proporciona una clara ventaja en el plano del confort sin sacrificar demasiado el tacto deportivo. Un carácter que en el 3.0 V6 de 380 CV llega al máximo con su espectacular sonido y las imponentes prestaciones que sitúan al F-Pace en la órbita del Porsche Macan con una clara ganancia respecto a este en espacio, maletero y precisión al volante. En campo, y con el respaldo de Land Rover ?se ha puesto a punto en las pistas de Land Rover en Eastnor, Reino Unido?, el F-Pace se defiende muy bien, aunque el tipo de neumáticos, en esa interminable búsqueda de un equilibrio entre carretera y campo, termina poniendo los límites.

Tacto de frenos mejorable

Aunque hay un aspecto que no nos ha gustado tras recorrer 400 kilómetros por las tortuosas y peligrosas carreteras de Montenegro. Y es el tacto de los frenos, con un pedal de mucho recorrido pero poco efectivo por su escasa mordiente, lo que genera inseguridad. Tampoco nos ha gustado el sonido diésel del Ingenium de cuatro cilindros con 180 CV. Es cierto que suena menos que en el XE y apenas retiembla -como sí pasa en la berlina-, y también que este motor mueve al SUV británico con la suficiente agilidad como para convertirse en la opción más recomendable de la gama, pero cuando el motor sube de vueltas la rumorosidad aumenta de forma notable y el coche pierde refinamiento.

Con 4,73 metros de largo, el F-Pace es más grande que un Audi Q5 o un BMW X3, e incluso que el Macan, pero no llega al tamaño de un BMW X5 o un Mercedes GLE. No obstante, su amplitud y su generoso maletero podría ponerles a todos en un aprieto.

El primer Jaguar automàtico con tracción total

El todocamino de la marca británica está bien acabado y puede llevar todo tipo de opciones de última generación. Y aunque la versión básica, asociada al diésel Ingenium de 180 CV, al cambio manual y a la tracción trasera -45.000 euros-, es un modelo cuya misión básica es la de anunciar un precio que llame la atención, la verdad es que su relación entre equipamiento y precio mejora la de sus rivales más directos. Pero la versión Prestige será la más solicitada, y las R-Sport y Portfolio, las más ricas en equipamiento. La versión más aconsejable, con el diesel de 180 CV, acabado Prestige, tracción total y cambio automático de 8 marchas, cuesta 54.000 euros.

Además de esta mecánica -con la que será el primer Jaguar que permita combinar cambio manual y tracción total-, el F-Pace ofrece un V6 diesel biturbo de 300 CV, al que solo faltaría un sonido mas 'cañero' porque las prestaciones ya son de deportivo, y un gasolina V6 heredado del F Type, con 340 o 380 CV que suenan a gloria.

Jaguar España tiene ya más de 300 pedidos: un 40 por ciento son clientes de Jaguar, y el 60 por ciento restante vienen de ser propietarios, sobre todo, de BMW, aunque también hay clientes de otras marcas premium alemanas.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon