Isuzu D-Max. Puede con todo
Al volante

Isuzu D-Max. Puede con todo

Nos hemos puesto al volante del nuevo Isuzu D-Max, un pick-up más refinado y con un eficiente propulsor diésel creado por la firma nipona.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

16 de Octubre 2017 16:43

Comparte este artículo: 99 0

El segmento de los pick-up no atraviesa su mejor momento. Y de todos sus integrantes, puede que el Isuzu D-Max sea el más desconocido en el mercado español. Ahora bien, hablamos de un robusto vehículo con más de 50 años de historia, pues la firma nipona, fundada en 1916, es toda una especialista en este segmento. Sólo hay que tener en cuenta que han matriculado más de 7,5 millones de vehículos pick-up a lo largo de su trayectoria.

Para esta temporada han revisado su diseño exterior, donde encontramos un nuevo frontal en el que destacan sus luces diurnas LED, de serie en todas las versiones. Isuzu nos permite elegir entre tres tipos de carrocería, seis acabados... Pero todos ellos asociados a un único propulsor de gasóleo. Hablamos de un moderno 1.9 turbodiésel que está desarrollado por Isuzu, que fabrica motores diésel desde 1936. Cumple la normativa Euro6(b) y es mucho más suave, silencioso y ahorrador que su antecesor, un veterano 2.5 diésel biturbo que generaba 163 CV y 40,8 mkg.

Se asocia a un nuevo cambio manual o a una transmisión automática Aisin, ambas de 6 velocidades. Isuzu ha reducido el peso del conjunto motor-cambio en 64 kilos, por lo que se ha ganado en capacidad de carga, que ahora llega a los 3.000 kilos. Y también puede remolcar hasta 3.500 kilos.

En marcha es más agradable que antes y se ha mejorado la insonorización. El cambio también tiene un mejor tacto. Pero sorprende el sistema de tratamiento de gases, que no necesita AdBlue. En su lugar hay un catalizador LNT que no requiere mantenimiento y es un 30 por ciento más económico.

Los pick-up ha sido un segmento algo olvidado desde hace algún tiempo, pero este tipo de vehículos volverá a ganar adeptos, ya que desde el pasado mes de julio han dejado de ser considerados "camiones ligeros" por la DGT y su límite de velocidad en autopísta y autovías ya no es de 90 km/h, algo que a muchos compradores echaba para atrás.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas