Hyundai Elantra. Sentido común
Al Volante

Hyundai Elantra. Sentido común

Hyundai ataca el segmento de las berlinas compactas con el nuevo Elantra, que acumula virtudes como su gran espacio interior, su equipamiento completo, un precio competitivo y un motor diésel -por primera vez en este modelo- suave, agradable y eficiente.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

12 de Septiembre 2016 09:41

Comparte este artículo: 41 0

El Hyundai Elantra es uno de los 10 coches más vendidos de la historia, con más de 11 millones de unidades; y sin embargo, en Europa y España es casi 'un perfecto desconocido'. Y no será porque le falten virtudes. Por si acaso, en esta sexta generación estrena, por primera vez, un motor diésel con el que espera popularizarse.

Porque pese a que el segmento de las berlinas medias no está en su mejor momento -los SUV siguen 'haciendo estragos' en esa categoría-, en Hyundai piensan que hay mercado para un modelo de estas características. Un modelo que apuesta por el sentido común, aunque no exento de un toque pasional. Por ejemplo en el diseño, el primer argumento de compra, aspecto en el que la carrocería semicoupé del Elantra llama la atención, lo mismo que el frontal con la clásica parrilla hexagonal. Y todo eso sin que el diseño condicione el uso diario. Porque el Elantra tiene una amplitud interior como pocos de sus rivales pueden ofrecer. Las plazas traseras -a falta de una medición precisa- podrían ser líderes en su clase en cuanto a espacio para las piernas. Y esa silueta coupé no impide una excelente cota de altura en las plazas traseras.

Maletero de buen tamaño

El maletero también está a la altura, con sus 407 litros y su capacidad de abatir los asientos traseros mediante un tirador en el propio maletero. Pero la silueta coupé permitiría un portón -en lugar de la tapa de maletero- que multiplicaría la funcionalidad. A cambio, ofrece en opción la apertura del maletero 'manos libres'.

Es un ejemplo de la tecnología, aspecto en el que han apostado mucho dotándolo de sensor de aparcamiento delantero y trasero, cámara de visión trasera, arranque sin llave, panel de instrumentos con pantalla LCD de 4,2 pulgadas y pantalla táctil de 5 pulgadas, asientos delanteros calefactables y ventilados, ventanillas con sistema antiatrapamiento... Por eso no se entiende que no disponga, por ahora, de un navegador de fábrica; aunque Hyundai España está preparando alternativas para montarlo como accesorio.

También en seguridad está a la última: ABS y ESP, ayuda al arranque en pendiente, 9 airbag -incluyendo el de rodilla para el conductor-, detección de ángulo muerto, alerta de cambio de carril y de tráfico trasero...

Por primera vez, diésel

Y en cuanto a los motores, el 1.6 CRDI de 136 caballos será la estrella. Se trata de una mecánica refinada, pues no hay rumorosidad ni vibraciones. Empuja con ganas y recupera con decisión, pues el par está disponible a sólo 1.500 vueltas. El cambio manual es muy agradable, tanto por tacto de la palanca como por recorridos. Y su aplomo en marcha es excelente, gracias a un chasis donde más del 50 por ciento son aceros de alta resistencia que garantizan la rigidez. Y también con unas suspensiones -McPherson delante y de eje semirrígido con estabilizadoras detrás- que cuidan la comodidad sin penalizar la dinámica, como comprobamos en las carreteras de la Sierra de Madrid por las que transcurrió la presentación. Y la versión con cambio automático de 7 marchas y doble embrague destaca por su suavidad y eficiencia, pues homologa mejor consumo que la versión manual.

Más adelante se sumará un motor de gasolina de 128 caballos que sólo se ofrecerá con cambio manual.

En cuanto a los precios, sin descuento oscilan entre 20.025 y 28.700 euros; cifras que ponen la guinda a una berlina muy atractiva.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon