Conducimos el nuevo Ford Mustang. Apasionante
AL VOLANTE

Conducimos el nuevo Ford Mustang. Apasionante

El Ford Mustang se acerca cada vez más a los gustos europeos, pero manteniendo el carisma y la imagen legendaria de los 'pony cars' americanos. Y siempre, además, con un precio increíblemente competitivo.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

22 de Mayo 2018 22:08

Comparte este artículo: 146 12

Porque ahora el Mustang de Ford es un deportivo de raza con mayúsculas. Y si ya en 2015 el Mustang llegaba a Europa medio adaptado al cliente europeo, mucho más exigente en aspectos como el comportamiento, el acabado o la presentación, es ahora cuando el deportivo americano ofrece un equilibrio excepcional. Y manteniendo un precio imbatible.

Las mejoras exteriores más significativas hay que buscarlas en la estética, con un diseño más estilizado, resistencia aerodinámica reducida un 3 por ciento y una tecnología de iluminación al mejor nivel, con faros y pilotos de freno LED y nueva luz día. El Mustang también estrena tres nuevos colores y más posibilidades de personalización. A nivel mecánico el mítico deportivo americano ha mejorado el rendimiento del motor V8, que pasa de 420 a 450 CV, por lo que se mejora en dos décimas la aceleración de 0 a 100 km/h en la versión Fastback de caja manual. Con esa configuración, el Mustang V8 también gasta menos, ya que la cifra media pasa de 13,5 a 12,4 l/100 km. El EcoBoost 2.3 de cuatro cilindros también se ha sometido a cambios importantes, pues al tener que adaptarse a Euro6 pasa de 320 a 290 CV; y sin embargo, la aceleración de 0 a 100 km/h se mantiene en 5,8 segundos, con un consumo que aumenta ligeramente de 8,0 a 9,0 l/100 km. Hemos probado ambos motores por carreteras de montaña de la Costa Azul, dotados del nuevo cambio automático de 10 velocidades. Una caja que acaba de estrenar el Edge con 8 marchas, y que poco a poco se irá integrando en otros Ford. En el Mustang permite un mejor escalonamiento que favorece la aceleración en marchas cortas y el consumo en las largas, manteniendo una respuesta coherente y equilibrada en las intermedias. Y es rapidísimo cuando se utilizan las levas del volante.

A nivel de estabilidad, el Mustang ya iba muy bien en la generación que llegó a España en 2015; sin embargo, ahora se ha refinado la amortiguación y se ofrece en opción la suspensión MagneRide -2.200 euros- y algunos modos de conducción específicos, incluido el programa personalizable My Mode. En cuanto a las mejoras, los ingenieros de Ford han recalibrado muelles y amortiguadores, perfilando una suspensión trasera más firme con unos casquillos mejorados que reducen los movimientos laterales. Además, las estabilizadoras más gruesas controlan mejor el chasis y mejoran la precisión al volante, eliminando balanceos innecesarios. El Mustang no alcanza el tacto de un deportivo alemán, pero ofrece un extraordinario paso por curva, mucho mejor de lo que augura su tamaño y su relativa torpeza en el entorno urbano. El legendario deportivo americano ofrece un aplomo especial marcado por un eje trasero multibrazo y un peso total inferior al de muchos de sus rivales. Pero los más exigentes encontrarán en el sistema MagneRide un mayor abanico de posibilidades con un resultado fantástico, porque su tacto no es artificial, sujeta el coche en las curvas más cerradas y permite seleccionar una posición cómoda manteniendo la eficacia si se presentan curvas imprevistas. En cuanto a los modos de conducción, a los Normal, Sport, Circuito y Nieve/Mojado se suma el modo Circuito de Aceleración, que mejora el rendimiento en arranque y recorridos 'de cuarto de milla'; y el modo personalizado llamado My Mode, que permite variar hasta el ruido del motor. La nueva tecnología de escape activo 'Performance' permite, por primera vez, que el conductor adapte la intensidad del sonido del escape del Mustang a las circunstancias; y con cuatro modos: Silencioso, Normal, Deportivo o Circuito. Además de un modo de arranque denominado 'buen vecino' para arrancar por la mañana el V8 sin armar una escandalera que despierte a todo el barrio.

En junio llegará el Mustang 2.3 EcoBoost de 290 CV manual por 41.300 euros, al que habrá que sumar 4.000 euros por el convertible, 3.000 más por el automático y 8.000 más si se prefiere el motor V8.

Ford Mustang Bullitt. A finales de año, con 468 caballos

La edición especial Mustang Bullitt rinde homenaje al Mustang GT que aparecía en la legendaria película del mismo nombre protagonizada por Steve McQueen, con una de las persecuciones más espectaculares de la historia del cine. Disponible en Negro Shadow o en el clásico Verde Oscuro Highland, el Ford Mustang Bullitt llegará a nuestro país a finales de año, equipado con el motor V8 5.0 del GT pero con la potencia incrementada hasta los 468 caballos.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon