Citroën Berlingo. Polivalencia total
AL VOLANTE

Citroën Berlingo. Polivalencia total

Llega al mercado el Berlingo, completamente nuevo y que apuesta por la versatilidad, ofrece una habitabilidad de primer nivel, introduce las últimas tecnologías de seguridad y confort, y potencia la utilización fuera de carretera con el Grip Control.

María Jesús Beneit

María Jesús Beneit

2 de Septiembre 2018 14:00

Comparte este artículo: 0 11

El año pasado, el Citroën más vendido en 17 mercados europeos fue el Berlingo, del que ahora llega la tercera generación, que se fabrica en exclusiva mundial en la planta de Vigo y en la de Mangualde (Portugal), y da respuesta a estilos de vida diferentes y necesidades variadas de ocio o trabajo. Es una revolución sobre el modelo al que sustituye, que lleva en el mercado desde 2008, sobrepasando con creces lo que se espera de un vehículo comercial en la versión destinada a particulares y al transporte profesional, la que hemos podido conocer y en la que versatilidad y utilidad han sido puntos claves en su desarrollo. Versatilidad que complementan las dos dimensiones disponibles en cinco y siete plazas -tallas M y XL-, y la opción del Grip Control, que permite transitar fuera del asfalto y potencia ese aire 'off road' que desprende su nuevo y desenfadado diseño.

Con una imagen en línea con los ultimos lanzamientos de la marca, y manteniendo el alto grado de personalización que Citroën está ofreciendo en sus modelos, el Berlingo sigue siendo referencia en polivalencia y practicidad, innovando en soluciones y equipamiento tecnológico y mejorando habitabilidad, confort y cualidades dinámicas; sin olvidar la apuesta por la conectividad. No en vano, son 19 los sistemas de ayuda a la conducción disponibles, la mayoría opcionales, entre los que no faltan aviso de cambio involuntario de carril, indicador de atención y descanso recomendado, lector de señales de tráfico y recomendaciones de velocidad, Active Safety Brake, vigilancia del ángulo muerto, alerta de riesgo de colisión o regulador de velocidad adaptativo con función Stop, que va asociado al cambio automático EAT8. Y como complemento se añade el Head-Up Display a color, que proyecta la información en el campo de visión del conductor. Tampoco falta el freno electrónico de parking, que no ofrecen otros modelos del segmento.

Como tampoco es habitual el espacioso y despejado ambiente interior, que proporciona un luminoso habitáculo completamente rediseñado. La instrumentación es completa y el puesto de conducción resulta ergonómico, con muchas posibilidades de regular asiento y volante, lo que hace olvidar que conducimos un 'vehículo comercial'. A los ocupantes de la segunda fila no les falta espacio para las piernas, pues disponen de 156 milímetros, mientras los dos asientos posteriores -no regulables en la talla M- se mueven 130 milímetros sobre raíles en los XL para jugar con la capacidad del maletero. Habitabilidad excepcional a la que se une un aumento del confort, fruto del ajuste de las suspensiones y de la bajada de la sonoridad a niveles reseñables para un coche de este tipo.

Utilización de plataforma EMP2

Y si de cualidades dinámicas se trata, la utilización de la plataforma EMP2 en la parte delantera no solo permite contar con las tecnologías de seguridad y confort citadas, sino que también aporta manejabilidad y buenas cualidades dinámicas para sacar un buen rendimiento a los eficientes diésel 1.5 BlueHDi de 75,100 y 130 caballos, y al 1.2 PureTech de gasolina con 110 CV, que configuran una oferta mecánica a la que se añadirá a mediados de 2019 el PureTech de 130 CV, asociado al cambio automático EAT8, ahora sólo disponible como opción -1.500 euros- para el BlueHDi más potente.

Sin duda, uno de los grandes atractivos del Berlingo es su modularidad, que lo adapta a un gran abanico de necesidades, permitiendo llegar de los cinco o siete ocupantes a un espacio de carga totalmente plano, incluso en el puesto del copiloto, ofreciendo 4.000 litros en el XL y 3.500 en el M, y acogiendo objetos de hasta 2,70 metros en la carrocería normal y 3,05 en la larga. Transformación que parte de un voluminoso maletero -con cinco plazas tiene 775 litros en el M y 1.050 en el XL- y posibilitan los tres asientos de la segunda fila, escamoteables y plegables individualmente -el sistema de accionamiento Magic Flat llegará en primavera-; mientras que los dos de la tercera fila hay que sacarlos del vehículo. El acceso al gran maletero se beneficia de una luneta practicable, y se añade una bandeja escamoteable de dos posiciones para cubrir el equipaje. La capacidad aumenta con los funcionales espacios portaobjetos, 28 huecos de fácil acceso que suman hasta 186 litros; correspondiendo casi la mitad de ese volumen al Modutop de nueva generación, que incluye un arco traslucido a lo largo del techo.

A los concesionarios llegará en septiembre, pero ya se admiten pedidos, con un precio de partida -promociones incluidas- de 14.800 euros. Y apoya su lanzamiento con la serie especial #TOP1 limitada a 130 unidades, que cuesta 16.300 euros e incluye 2.550 euros de regalo en dotación.

Artículos recomendados

Sigue Motor16