miércoles, 18 mayo 2022

Conducimos el BMW Serie 4 Gran Coupe, se impone la razón

Ve la luz la tercera variante de la segunda generación del BMW Serie 4, un modelo lanzado en 2014 como heredero natural de los Serie 3 Coupé y Cabrio de la época, ocasión que aprovechó BMW para dotarlo de una identidad y personalidad propia, pese a que realmente sigue compartiendo su mecánica con la berlina Serie 3.

En este caso la Serie 4 de segunda generación ha llegado al mercado en 2021, a falta de una última versión 100% eléctrica denominada i4 y que llegará a lo largo del año que viene. La importancia de esta carrocería Gran Coupé es alta, pues hasta ahora el 56% de las ventas de la Serie 4 corresponden a la misma, por un 25% sobre el Coupé y un 30% del cabrio.

Sus claves siguen siendo el diseño , la elegancia y la deportividad, a lo que se suma el lanzamiento de una variante M Performance que sin ser un M 'pata negra' si es una preparación extremadamente deportiva que toma como base el motor seis cilindros de 374 caballos de potencia.

Estéticamente el frontal sigue presidido por la inmensa parrilla de doble riñón que además es activa, lo que significa que se abre y se cierra de forma automática para mantener la temperatura del bloque motor o refrigerarlo. Los pilotos son 100% Led, si bien está disponible la iluminación láser de forma opcional. Lateralmente se mantiene su silueta coupé, aunque recibe las dos puertas traseras sin marco que lo convierten en una berlina, aunque hay que reconocer que las mismas no son demasiado grandes y su ángulo de apertura resulta justo. A diferencias de sus hermanos dispone de manetas enrasadas, tradición BMW. Su habitáculo está homologado para cinco plazas, para cuatro en los citados Coupé y Cabrio. El maletero cubica 470 litors, 1.290 con el banco trasero abatible en proporciones 40/20/40.

En la zona posterior destacan el doble escape circular, hexagonal en el caso del M, así como el sutil difusor interior, con una función más estética que aerodinámica.

El interior está presidido por la gran pantalla multimedia central de 10 pulgadas, junto a un nivel magnífico de acabados y una habitabilidad excelente siempre que nos refiramos a las plazas delanteras, no así las traseras, algo más justos, perjudicados por las formas de la carrocería. El equipamiento se completa con el habitual sistema de control gestual o la Digital Key, que permite abrir el coche con el teléfono móvil, la navegación activa o la conducción semiautónoma que nos permite soltar las manos durante un máximo de 30 segundos y hasta los 210 kilómetros/hora, sin olvidar la navegación activa o el Reversing Assistant.

Durante nuestra breve toma de contacto hemos elegido una versión M440i, estrenando la nueva preparación M Performance de la marca. La prepración incluye un trabajo de aligeramiento de 55 kilos, una reducción de la altura de la carrocería de 57 y un incremento de la vía posterior de 23 milímetros, junto a una reducción del centro de gravedad, que ahora está 21 milímetros más cerca del suelo.

Todas estas soluciones nos hacen que al volante pensemos de manera inevitable en su hermano el M4, con una puesta en escena y unos modales muy semejantes, aunque es cierto que esta versión es algo más dulce tanto con el piloto como con los ocupantes. Sólo si activamos el modo Sport de los 4 disponibles sentimos ese tacto tan especial de las preparaciones extremas de la marca, aunque insistimos que en este caso algo más dulcificadas y menos extremas y radicales, enlazando más con la tradición Gran turismo de la firma que con la M.

Preparación M

Además la tracción XDrive carga más potencia sobre el eje trasero, e incorpora elementos como el escape M, el Launch Control o la suspensión M, a nuestro juicio la opción más recomendable si no miramos el precio, que se nos va hasta los 75.900 euros, por los 51.600 del 420i de 184 caballs o los 55.750 del 430i de 258. Sin olvidar la alternativa Diesel 420d de 190 caballos que cuesta 50.550 euros.

El año que viene verá la luz un 430d de 286 caballos y un M440i tracción trasera. Destacar que tanto los Diesel como los M440i cuentan con hibridación de 48V, lo que les permite accedes a la etiqueta ECO.