ABT Audi RS3 Sportback. Cuando 400 CV no son suficientes
DE 0 A 100 KM/H EN 3,7 SEGUNDOS

ABT Audi RS3 Sportback. Cuando 400 CV no son suficientes

Los chicos de ABT Sportsline han vuelto a meter mano al corazón 2.5 TFSI del deportivo Audi RS3, una mecánica que han conseguido llevar a los 500 CV de potencia para lograr prestaciones fuera de lo común.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

23 de Enero 2018 18:51

Comparte este artículo: 0 4

Con 400 CV de potencia extraídos de un corazón 2.5 TFSI, el deportivo Audi RS3 es el compacto más salvaje que ahora mismo te puedes comprar, aunque eso si, en España tienes que desembolsar 64.450 euros si lo quieres con carrocería Sportback o 66.380 euros en el caso de adquirirlo con carrocería Sedán.

Pero ese nivel de potencia que se queda a sólo 20 CV de lo que proporcionaba el primer Audi R8 del fabricante alemán, no debe ser suficiente para muchos de sus clientes, quienes ahora pueden recurrir a los servicios del preparador ABT Sportsline.

Pasa de 400 a 500 CV de potencia

Es cierto que hace tiempo que este especialista lanzó una nueva gestión electrónica para el 2.5 TFSI, la cual permitía pasar de 400 a 460 CV de potencia, de igual forma que incrementaba su par motor de 480 a 530 Nm. Disponible para sus dos carrocerías, podía rebajar el tiempo de aceleración hasta los 100 km/h de 4,1 a 3,9 segundos.

Pero ahora además de esta centralita electrónica, ABT ha ideado un nuevo intercooler con un 34% más de capacidad de refrigeración, además de un nuevo sistema de escape deportivo con cuatro terminales acabados en negro mate y de 102 milímetros de diámetro. Gracias a estas dos nuevas incorporaciones, el 2.5 TFSI ahora proporciona 500 CV de potencia y 570 Nm de par motor, suficientes para que este compacto pueda acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,7 segundos, aunque su velocidad máxima seguirá estando limitada a 250 o 280 km/h dependiendo de si lo adquirimos con el paquete Dynamic Plus.

También detalles para su carrocería

Además de estas mejoras para su corazón, ABT Sportsline ha ideado un nuevo splitter para su frontal, una rejilla delantera revisada, además de un difusor posterior más prominente, de igual forma que nos permite adquirirlo con exclusivas llantas forjadas de 19 ó 20 pulgadas, tras las que ahora se puede esconder un equipo de frenos con discos delanteros de 380 milímetros, aunque Audi también te ofrece la opción de frenos carbocerámicos.

Para pegar su carrocería al asfalto puedes apostar por una suspensión regulable ideada por KW, nuevos muelles y también nuevas barras estabilizadoras, de igual forma que para su interior te proponen detalles fabricados en fibra de carbono, además de unos llamativos bordados ABT para sus deportivos asientos.

Por cierto, sobre precios no han dicho ni una palabra y también es de suponer que todas estas mejoras mecánicas pronto llegarán también a los radicales Audi TT RS, ya verás.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados