25 años de Skoda en VW. Un cuarto de siglo de la mano
ANIVERSARIO

25 años de Skoda en VW. Un cuarto de siglo de la mano

En la historia de Skoda, fundada en 1895 como fabricante de bicicletas y que produce coches desde 1905, hay una fecha clave: 16 de abril de 1991. Ese día, la marca checa firmó su alianza con Volkswagen e inició una transformación tan radical que muchos prefieren hablar de ?renacimiento?.

Comparte este artículo: 73 0

La convulsa historia de Checoslovaquia en la segunda mitad del siglo pasado, con la Segunda Guerra Mundial y la invasión por parte de tropas del Pacto de Varsovia en 1968 como grandes protagonistas, influyó en la progresiva decadencia de Skoda, una marca que había vivido momentos de esplendor entre 1905 y 1940, y que incluso tras ser nacionalizada por el régimen comunista en 1945 mantuvo un nivel de actividad notable, lo que le llevó a situarse como el líder regional entre los productores de automóviles al otro lado del 'telón de acero'. Pero en 1989 llegó la esperada apertura política y Checoslovaquia -el país acabaría escindiéndose en Chequia y Eslovaquia en 1993- afrontó su modernización social y económica, lo que incluyó la búsqueda de inversores para Skoda, que en aquel momento fabricaba 170.000 vehículos al año, principalmente del Favorit y su derivado familiar, el Forman.

No faltaron pretendientes. Renault, por ejemplo, mostró un gran interés, pero finalmente el acuerdo se firmó con Volkswagen. Corría el mes de abril de 1991, y a partir de ese momento el grupo alemán fue incrementando gradualmente su participación hasta convertirse el 30 de mayo de 2000 en el propietario único de Skoda Auto.

Una evolución sorprendente

En esos primeros 9 años, y en los 16 siguientes transcurridos hasta hoy, la firma checa se ha transformado por completo, pasando a fabricar más de un millón de unidades al año -que vende en más de 100 mercados- y alcanzando una plantilla de 28.500 trabajadores, principalmente en sus 14 plantas de producción situadas en dos continentes. Porque además de las tres factorías en suelo checo -Mladá Boleslav, Kvasiny y Vrchlabí-, Skoda fabrica en China, India, Rusia, Eslovaquia, Ucrania y Kazajistán.

Entre 1991 y marzo de 2016 se invirtieron más de 300.000 millones de coronas -unos 11.000 millones de euros- en ampliación de la capacidad productiva, I+D y nuevos vehículos, como las tres generaciones de Fabia, Octavia y Superb lanzadas en todo este tiempo, y las otras tres gamas actualmente a la venta: Citigo, Rapid/Spaceback y Yeti. Seis modelos en total a los que se añadirá en septiembre el SUV de siete plazas, dotado de la moderna plataforma MQB.

El Vision S fue desvelado en el Salón de Ginebra. Y el modelo real, aún camuflado, se vio unos segundos durante la fiesta del 25 aniversdario. El Vision S fue desvelado en el Salón de Ginebra. Y el modelo real, aún camuflado, se vio unos segundos durante la fiesta del 25 aniversdario.

Fiesta de cumpleaños

Como parte de la celebración por el 25 cumpleaños de la alianza entre Volkswagen y la marca checa, que reunió a 500 invitados en el Museo Skoda de Mladá Boleslav, los principales modelos lanzados en este cuarto siglo, y algunos de los últimos creados al final del régimen comunista, dieron juego para una interesante jornada de pruebas. Pasar del Favorit -diseñado por Nuccio Bertone y lanzado en 1987- a su variante familiar Forman -llegó en 1990-, y de ahí al Felicia de 1994 -primer Skoda de la era Volkswagen- resultó interesante para que 'refrescásemos' recuerdos quienes por aquellas fechas empezábamos en el sector.

Y este peculiar 'vintage test' sobre suelo checo, realizado con coches cedidos por empleados de la factoría, deparó otras agradables sorpresas, como comprobar que un Superb I con motor diésel 1.9 TDI de 100 CV y 275.000 kilómetros en su haber puede estar 'casi' como el primer día.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon