martes, 6 diciembre 2022

24 Horas Híbridas de Toyota. Competir casi sin gastar

Toyota España nos convocó a un nutrido grupo de periodistas más seis intrépidos internautas a una competición de lo más especial en el precioso circuito de Ascari situado en la serranía de Ronda (Málaga). Se trataban de las 24 Horas Híbridas de Toyota, una carrera en la contaba más el ahorro de combustible que lo rápido que fueras.

El Toyota C-HR protagonista indiscutible

Para Toyota esta era la cuarta edición de las 24 Horas Híbridas y como toda buena competición que se precie vino con novedades interesantes. La primera fue el cambio de escenario, ya que pasaron de utilizar el circuito de Albacete por el de Ascari. La segunda fue el coche elegido, el Toyota C-HR, el nuevo SUV de la marca japonesa que pusimos a prueba por este circuito cargado de curvas y toboganes y que exigía a los pilotos una conducción eficiente para aprovechar al máximo los kilómetros en eléctrico que podía ofrecer.

A la hora de comenzar la prueba, los encargados de la competición nos dejaron las cosas claras. Competiríamos en 6 equipos diferentes, cada uno formados por seis personas, y la finalidad era recorrer las 24 horas con un total de 125 litros por equipo. El trazado de Ascari se limitó al sector 1 y 2 dejando de lado el tercero para que no nos penalizase en exceso el consumo. Así que el total que teníamos que recorrer cada vuelta era de 3.872 metros.

Una vez dada la salida la competición transcurrió sin ningún sobresalto salvo para la última hora, en la que varios equipos llegaron al final de la prueba con 0 en la reserva (uno incluso se llegó a parar) y en la que nosotros quedamos terceros a 49 segundos del vencedor. El Toyota C-HR ganador, completó un total de 457 vueltas, lo que se traduce en 1.769 kilómetros, a una velocidad media de 73,7 km/h y con un consumo medio de 7,06 litros a los 100 kilómetros.

Para la competición, el Toyotga C-HR montó los neumáticos Bridgestone Turanza T001demostrando que, a pesar de su carácter SUV, su comportamiento no quedaba comprometido en pista incluso en los momentos donde se requería menos eficiencia y más velocidad. En el otro apartado, en el de la eficiencia, hay que recordar que el C-HR de la firma nipona monta la misma mecánica y plataforma que el Toyota Prius, referencia en el mercado de los híbridos y que los resultados obtenidos fueron de los más optimos llegando a marcar el ganador la vuelta rápida en los últimos giros con un tiempo de 2 minutos 20 segundos.