viernes, 30 septiembre 2022

2021: el año con menos muertos en accidentes de tráfico

En 2021 fallecieron en accidentes de tráfico 1.533 personas y otras 7.784 resultaron heridas graves, unas cifras que suponen 222 fallecidos menos (-13%) y 829 heridos graves menos (-10%) que en 2019, año de referencia para las estadísticas debido a los confinamientos decretados en 2020 por la pandemia. Estos datos convierten a 2021 en el año con menor número de fallecidos y heridos graves de la serie histórica (sin contar 2020).

Estas cifras fueron adelantadas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en un acto celebrado en Toledo, en el que se presentó el balance consolidado de siniestralidad vial de 2021.

A este descenso de la accidentalidad general el pasado año se une el hecho de que bajaron también un 20% los fallecidos por siniestros de tráfico en las ciudades y se produjeron un 4% menos de heridos graves respecto a 2019, una reducción en un solo año también inédita en la serie histórica. En concreto, en 2021 fallecieron 417 personas y otras 4.142 resultaron heridas graves en accidentes de tráfico en vías urbanas.

Descenso de muertes en la ciudad

Accidentes de tráfico en 2021 en ciudad.

“417 muertos es una cantidad inasumible, pero 102 fallecidos menos que en 2019 suponen una enorme cantidad de sufrimiento ahorrado”, ha explicado el ministro del Interior, evidenciando que esta importante reducción de la mortalidad vial en las ciudades es síntoma de que la nueva normativa que entró en vigor el pasado 11 de mayo limitando la velocidad a solo 30 kilómetros por hora en calles de un solo carril por sentido de circulación está funcionando.

El descenso de fallecidos en accidentes de tráfico en las ciudades se ha visto reflejado en los usuarios vulnerables, con una reducción de un 34% en los ciclistas (en 2021 fallecieron 21 usuarios de bici frente a los 32 en 2019, 11 menos), un 26% en los peatones (183 fallecidos, 64 menos que en 2019) y un 17% en los motoristas (123 usuarios de moto fallecidos, 25 menos que en 2019).

Una reducción en accidentes mayor que la europea

Por otro lado, se registraron un 31% menos de fallecidos mayores de 64 años, constituyendo el grupo de edad que mayor descenso ha registrado durante el pasado año:155 fallecidos en 2021 frente a las 225 víctimas mortales de 2019. El único modo de desplazamiento en el que han aumentado las víctimas mortales ha sido los turismos, pasando de los 62 fallecidos en 2019 a los 66 en 2021.

Estas cifras están por encima de la reducción conseguida en Europa en el caso de los peatones y motoristas. En España, los peatones fallecidos por atropello en ciudad representan el 44%, mientras que la media de la Unión Europea es del 37%. Esta misma situación se produce con los motoristas fallecidos en accidentes, que en España representan el 29% del total mientras que la media comunitaria está en el 18%. En cambio, en España el porcentaje de ciclistas fallecidos en ciudad es del 5%, frente al 14% en el que se sitúa la media comunitaria.

Descienden los accidentes en carreteras y autovías

Durante el año pasado también se produjo un descenso de víctimas de accidentes de tráfico en vías interurbanas. Perdieron la vida 1.116 personas, 120 menos que en 2019.
En vías de alta capacidad (autopistas y autovías) se han registrado 316 fallecidos (un 7% menos que en el año prepandemia) y en las carreteras convencionales de un único carril por sentido y sin separación física, los fallecidos han sido 800 (un 11% menos que en 2019).

Según la DGT, el problema siguen siendo los atropellos, ya que 11 de cada 100 fallecidos en nuestras carreteras son por esta causa. En concreto, el pasado año 118 personas fallecieron al ser atropelladas.

Este descenso en las cifras de fallecidos en accidentes de tráfico se ha producido en un contexto en el que se han registrado 393,7 millones de desplazamientos de largo recorrido, un 8% menos que los de 2019.

Por otro lado, la tasa de mortalidad en accidentes de tráfico es una de las más bajas de la Unión Europea en 2021. Se situó en 32 personas fallecidas por millón de habitantes, por delante de países con gran tradición en seguridad vial como Finlandia (40) Austria (40), Bélgica (43) o Francia (45). La tasa media de los países de la Unión Europea se situó en 44 fallecidos.