10 consejos para viajar en coche este verano
PAUTAS BÁSICAS

10 consejos para viajar en coche este verano

La DGT calcula que este verano se producirán más de 90 millones de desplazamientos por carretera, como en 2019, ya que las restricciones por la pandemia hacen que el coche gane terreno frente a otros medios de transporte. Evita imprevistos y prepárate bien. Atento a estos consejos y ¡felices vacaciones!

Redacción

2 de Julio 2021 09:00

Comparte este artículo: 0 0

1. Revisar el vehículo

Antes de ponerse a recorrer kilómetros hay que prestar atención al estado del vehículo y verificar sus puntos clave. Revisar su buen funcionamiento a nivel mecánico, comprobar los frenos, las luces, el desgaste de las escobillas, la presión de las ruedas, la banda de rodadura de los neumáticos, los niveles de líquidos, la batería, etc.

2. ¿Qué tengo que llevar en el coche?

Comprobar que la rueda de repuesto -en caso de llevarla- está en buen estado, llevar el chaleco reflectante y los triángulos de señalización de peligro. Respecto a esto, a partir de este mes, en lugar de los triángulos ya se puede utilizar la señal luminosa de geolocalización V-16, que se coloca en la parte superior del coche para avisar que este sufre una incidencia.

3. Mascotas y maletas, cada cual en su sitio

Cargar el coche de forma segura, distribuyendo las maletas y bolsas, de forma que los bultos pesados queden lo más cerca posible del eje trasero del vehículo y el peso sea equilibrado dentro del maletero, y sujetar la carga para evitar que se desplace. No llevar objetos sueltos en el interior del habitáculo, ya que se convierten en auténticos proyectiles si se produce una colisión o un frenazo. Recordar que las mascotas no pueden ir sueltas y tienen que viajar separadas del conductor. En un choque a solo 60 km/h, una mascota de cuatro kilos de peso saldría proyectada con una fuerza de más de 200 kilos.

4. La ruta, la ropa, el calzado...

Planificar la ruta comprobando la meteorología y el estado de las carreteras y descansar unos 20 minutos cada 200 kilómetros o dos horas. También es importante no realizar comidas copiosas durante el trayecto, ya que las digestiones pesadas pueden provocar somnolencia. Utilizar gafas de sol para evitar deslumbramientos y vestir de forma adecuada son otras recomendaciones. Conducir con tacones o chanclas no es una cuestión de moda y sí de seguridad; ese tipo de calzado puede engancharse o resbalarse durante la conducción.

5. Nadie sin cinturón

En el coche, todos bien atados. Hay que insistir en la necesidad de llevar el cinturón de seguridad abrochado, no por la posible multa, sino porque este elemento puede reducir hasta en un 80% la probabilidad de muerte en caso de accidente de tráfico. Los niños también deben utilizar siempre un sistema de retención adecuado a su talla y peso, obligatorio hasta que midan 1,35 cm, pero recomendado hasta que alcancen los 1,50 cm. También hay que revisar la colocación correcta del reposacabezas.

6. Viajar fresquitos

Mantener una temperatura adecuada en el interior del vehículo es necesario no solo para viajar más confortable, sino también para hacerlo con mayor seguridad, ya que el riesgo de sufrir un accidente se incrementa con las altas temperaturas, al disminuir con el calor la atención del conductor al volante. Evitar conducir en las horas centrales del día, hacer uso del aire acondicionado, aparcar en zonas de sombra, abrir las ventanillas y esperar a que baje la temperatura del habitáculo antes de ponerse en marcha, y utilizar protectores en parabrisas y volante son algunos de los consejos a seguir en este sentido.

7. Ni una gota de alcohol

Al volante, solo agua, zumos, refrescos... Es importante mantenerse hidratado y beber cada cierto tiempo, pero también recordar que no se puede consumir alcohol. Este disminuye los reflejos y aumenta el riesgo de sufrir un accidente: en 2019, el alcohol estuvo detrás del 25% de los siniestros mortales.

8. El móvil, alejado del conductor

Evitar las distracciones al volante poniendo en manos del copiloto cualquier tarea secundaria, como puede ser comprobar el teléfono móvil, encender la radio o verificar la ruta.

9. Practicar la conducción eficiente

Realizar un estilo de conducción eficiente, sin acelerones bruscos, manteniendo una velocidad uniforme, circulando en marchas largas, anticipando las maniobras, etc. Ahorraremos combustible y cuidaremos mejor del medio ambiente.

10. Las normas son para todos

Viajar sin prisas, disfrutando de la conducción y respetando las normas de circulación. Lo importante es llegar, no hacerlo el primero.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon