viernes, 9 diciembre 2022

La última maravilla de ICON es este Mercedes-Benz 300 SEL con un 6.2 V8

Ha sido en el SEMA de Las Vegas donde los especialistas de ICON 4×4 han presentado su último proyecto, el cual toma como punto de partida un Mercedes-Benz 300 SEL del año 1971. Bautizado con el nombre de Derelict, esta criatura esconde un sensacional motor ‘made in USA’ que le aporta un carácter único. Pero ojo a su precio.

A nivel estético el sensacional Mercedes-Benz 300 SEL de ICON 4×4 no intenta disimular su edad. Tanto es así que este especialista con sede en Los Ángeles, California, no ha invertido ni cinco minutos en borrar las marcas exteriores, de manera que Derelict conserva su pátina original, combinada con partes cromadas y detalles en acero inoxidable. Si es cierto que esa carrocería se asienta sobre una suspensión mejorada y unas exclusivas llantas de aluminio billet de 18 pulgadas que han sido concebidas a imagen y semejanza de las originales por los chicos de EVOD. Y rematan la jugada unos grupos ópticos que ahora tienen tecnología LED.

El Mercedes-Benz 300 SEL usado por ICON 4×4 tiene 51 años

En el interior de este Mercedes-Benz 300 SEL se han restaurado sus molduras de madera y se han vuelto a tapizar sus asientos, que ahora suman calefacción. ICON 4×4 también instala un moderno equipo de sonido firmado por Focal, que incluso añade conectividad Bluetooth.

El legendario corazón utilizado por este Mercedes-Benz 300 SEL y con 51 años de historia a sus espaldas ha dejado paso a un motor que es puro músculo americano. Tanto es así que los chicos de ICON 4×4 han apostado por un bloque LS9, que no es otra cosa que un 6.2 V8 sobrealimentado por medio de un compresor. Su potencia se desconoce, pero supera por goleada a lo ofrecido por el motor original, de manera que también se utiliza una transmisión automática 4L85E que ha sido fabricada a mano. Y para domesticar su potencia, ahora hay una moderna dirección con asistencia eléctrica, una suspensión ajustable y un equipo de frenos firmado por Brembo.

El último restomod de ICON 4×4 y conocido como Derelict ya está a la venta, pero quien quiera una joya igual deberá desembolsar un mínimo de 450.000 dólares. Y eso equivale a día de hoy a algo así como a unos 458.000 euros al cambio actual.