domingo, 2 octubre 2022

Volkswagen ha comenzado a fabricar coches eléctricos en Estados Unidos

Volkswagen acaba de anunciar que la producción de vehículos eléctricos de su familia ID ya está activa al otro lado del océano. El primero de sus modelos en salir de la factoría que la casa alemana tiene en Chattanooga, Tennessee, ha sido un flamante ID.4.

«Estamos comenzando a escribir un nuevo capítulo para Volkswagen en Estados Unidos, y es en gran medida una historia estadounidense», dijo Thomas Schäfer, presidente de la marca global Volkswagen. «No podríamos estar más orgullosos de ver esa visión realizada al ver como nuestro buque insignia eléctrico sale de las líneas de producción. Este es otro hito en la ambiciosa estrategia de electrificación de Volkswagen para Estados Unidos».

Volkswagen ha invertido 800 millones en Chattanooga

El arranque de la línea de producción de vehículos eléctricos en Chattanooga ha requerido de una fuerte inversión. Tanto que Volkswagen ha inyectado 800 millones de dólares en dicha factoría. Esta cuenta con una instalación dedicada en exclusiva a ensamblar paquetes de baterías, que recibe las celadas de la planta de SK Innovation en Georgia. Con ello Chattanooga se convierte en la sexta instalación a nivel mundial que fabrica vehículos eléctricos Volkswagen.

La inmensa mayoría de las piezas y componentes para la fabricación de vehículos eléctricos en Chattanooga provienen de Estados Unidos. Importantes elementos como son el acero, los interiores o la parte electrónica provienen de Alabama, Carolina del Sur y Kentucky. Ese es el resultado de otras inversiones de 2,7 millones de dólares por todo el continente norteamericano.

Ya se han vendido 190.000 unidades de ID.4 en el mundo

Volkswagen ID.4 Chattanooga. Imagen.

El Volkswagen ID.4 se ha convertido rápidamente en el modelo eléctrico más popular de la compañía alemana a nivel mundial. Desde su lanzamiento en el año 2021 se han vendido 190.000 unidades por todo el mundo, aunque su objetivo es mucho más ambicioso. Muestra de ello es que la casa alemana pretende llegar a fabricar otros 7.000 de sus Volkswagen ID.4 al mes en la planta de Chattanooga para finales de este mismo año. Y esa capacidad de producción se incrementará en 2023.

En el momento de su arranque, Volkswagen va a ensamblar versiones de su ID.4 con propulsión trasera y con tracción total. Ambas variantes de este SUV eléctrico contarán con un paquete de baterías de iones de litio con 82 kWh de capacidad (77 kWh útiles). Allí la versión con mayor autonomía consigue homologar 275 millas con una carga (442 kilómetros), que son menos que las que homologa aquí en ciclo WLTP: 531 kilómetros. Sin embargo se espera que a finales de este mismo año, Volkswagen comience a ofrecer una versión de acceso con unas baterías de 62 kWh de capacidad (58 kWh útiles) y un único motor trasero.

El 55% de los Volkswagen vendidos en EE.UU. en 2030 serán eléctricos

Volkswagen ID.4 Chattanooga. Imagen movimiento.

Esta nueva versión de acceso permitirá tener una variante más asequible. Pero para que te hagas una idea, al otro lado del océano tienen uno de estos Volkswagen ID.4 desde 41.230 dólares, que son algo así como unos 40.690 euros al cambio actual. Y aquí el más ‘asequible’ parte de los 48.755 euros.

Los clientes en Estados Unidos que quieran hacerse con uno de estos Volkswagen ID.4 ‘made in USA’ los recibirán a partir del próximo mes de octubre. Además, el fabricante alemán invertirá 7,1 mil millones de dólares en Estados Unidos para expandir su cartera de productos eléctricos. Hasta el punto de que se espera que el 55% de las ventas al otro lado del océano en el año 2030 serán totalmente de eléctricos.