miércoles, 10 agosto 2022

La gigafactoría de baterías de Sagunto da sus primeros pasos

El proyecto de construcción de una gigafactoría de baterías para coches eléctricos en Sagunto (Valencia) acaba de echar a andar con la firma de un convenio entre PowerCo, la empresa de baterías del Grupo Volkswagen, y la Generalitat Valenciana. Está previsto que las obras de la gigafactoría arranquen a principios de 2023 y la actividad, en 2026.

Este acuerdo supone un nuevo paso para la puesta en funcionamiento de esta gigafactoría de baterías, ya que el convenio establece los requisitos técnicos de la planta, los procesos administrativos, planes ambientales y urbanísticos y los requerimientos legales necesarios para su construcción, así como el apoyo que la Generalitat Valenciana ofrecerá en materia formativa y económica.

La gigafactoría de baterías de Sagunto es uno de los principales pilares del proyecto Future: Fast Forward (F3), con el que el Grupo Volkswagen y Seat quieren impulsar la transformación de la industria del automóvil en España hacia la electrificación. Este proyecto depende de la resolución positiva del PERTE VEC y movilizará 10.000 millones de euros España para una iniciativa en la que participan 62 empresas de 11 comunidades autónomas.

Un centro de formación para impulsar el empleo

A la firma del acuerdo asistieron el Chief Operations Officer de PowerCo, Sebastian Wolf; el vicepresidente ejecutivo de Compras de Seat y responsable del proyecto Future: Fast Forward, Alfonso Sancha; y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. Este último anunció que Valencia construirá un centro pionero en la formación de automoción eléctrica para atender la demanda de empleo joven que generará la gigafactoría, en el que se invertirán 15 millones de euros y que ocupará una parcela de 20.000 metros cuadrados junto a la factoría de baterías en Sagunto.

La planta de Valencia tendrá un papel determinante en el plan de electrificación del Grupo Volkswagen y será la primera gigafactoría propia del Grupo situada fuera de Alemania. Volkswagen prevé invertir más de 3.000 millones de euros en esta planta, que ocupará una superficie de 200 hectáreas.

La factoría tendrá una capacidad de producción anual de 40 GWh y suministrará el volumen total de baterías necesario para abastecer las plantas de producción del Grupo Volkswagen en Martorell y Pamplona. Además, se prevé que llegue a generar más de 3.000 puestos de trabajo cualificados hasta 2030.

Además, la gigafactoría se alimentará de energía sostenible, gracias a la planta fotovoltaica que construirá Iberdrola y en consonancia con los objetivos del Grupo Volkswagen, que pretende ser una compañía neutra en emisiones de CO2 en 2050.

PowerCo, la empresa global de baterías de VW

PowerCo se hará cargo de la producción de baterías y también de todas las actividades relacionadas con la cadena de valor de las mismas. Hasta 2030, invertirá más de 20.000 millones de euros, prevé generar unas ventas anuales superiores a los 20.000 millones de euros y emplear a 20.000 personas solo en Europa.

Actualmente, el Grupo Volkswagen busca emplazamientos para otras tres fábricas de baterías en Europa y también está explorando la posibilidad de abrir otras gigafactorías en Norteamérica.