El i-CockPit aporta un toque futurista. La gran pantalla se ve por encima de su minúsculo volante.

Artículo anteriorPrueba Peugeot 3008 GT 2.0 BlueHDI. Exterior
Artículo siguienteHolden HSV GTSR W1. Imágenes