Esta máquina eroga 635 CV de potencia y equipa piezas como llantas forjadas, frenos AP Racing, suspensión SupaShock…

Artículo anteriorPrueba Peugeot 3008 GT 2.0 BlueHDI. Interior
Artículo siguientePrueba Peugeot 3008 GT 2.0 BlueHDI. Habitáculo