Imágenes prueba Volkswagen Passat Variant GTE

La reedición del Passat GTE equipa una batería de más capacidad que alarga un poquito la autonomía, más justa en la práctica de lo esperado. Puede que no sea el plug-in hybrid más eficiente, pero si valoramos todo lo que nos ofrece dan ganas de firmar el pedido en el concesionario.

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Exterior

Noble y seguro. El peso extra se nota más por sensaciones que por pérdida de eficacia. El Passat GTE es estable, aunque el tacto del pedal de freno no gustó a nadie.

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Exterior, imagen 1 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Exterior, imagen 2 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Exterior, imagen 3 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Exterior, imagen 4 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Exterior, imagen 5

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Detalles

La tapa camuflada en la parrilla frontal da acceso a la entrada eléctrica. Según el tipo de toma usado, la recarga durará entre 6 y 4 horas.

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Detalles, imagen 1 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Detalles, imagen 2 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Detalles, imagen 3 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Detalles, imagen 4 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Detalles, imagen 5

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior

Muy bien dotado. El Passat plug-in está más equipado de serie, pues incluye el sistema multimedia Discover Pro con pantalla de 9,2 pulgadas.

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior, imagen 1 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior, imagen 2 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior, imagen 3 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior, imagen 4 Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior, imagen 5