Imágenes prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8

Combinar el motor diésel de acceso a la gama de 130 CV, asociado en nuestro protagonista a una caja automática de ocho relaciones, convierte a esta versión en una máquina de hacer kilómetros.

Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Movimientos

El propulsor diésel de 130 CV permite afrontar autonomías superiores a los 1.000 kilómetros con un solo depósito.

Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Movimientos, imagen 1 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Movimientos, imagen 2 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Movimientos, imagen 3 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Movimientos, imagen 4 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Movimientos, imagen 5

Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Interior

El puesto de conducción es un tanto particular por la baja situación del volante. De esta forma, el cuadro de instrumentos se consulta por encima.

Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Interior, imagen 1 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Interior, imagen 2 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Interior, imagen 3 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Interior, imagen 4 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Interior, imagen 5

Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Habitáculo

El interior es práctico y está bien rematado. Las butacas delanteras resultan muy cómodas y están calefactadas.

Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Habitáculo, imagen 1 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Habitáculo, imagen 2 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Habitáculo, imagen 3 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Habitáculo, imagen 4 Prueba Peugeot 508 BlueHDi 130 EAT8. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16
neckmarine