Imágenes prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line

El diseño del nuevo Peugeot 508, que no deja a nadie indiferente, le convierte en una de las alternativas más estilosas de su categoría. y no sólo eso, sino que su gama de motores le permite adaptarse a casi cualquier necesidad.

Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Movimientos

Muy deportivo. Su comportamiento dinámico sorprende por su equilibrio y ligereza. Y mejora si lo equipas con la suspensión activa, que cuesta 1.000 euros.

Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Movimientos, imagen 1 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Movimientos, imagen 2 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Movimientos, imagen 3 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Movimientos, imagen 4 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Movimientos, imagen 5

Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Interior

El cuadro de instrumentos tiene varios diseños, al igual que la pantalla central. Junto al selector del cambio va el botón para elegir entre los modos de conducción.

Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Interior, imagen 1 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Interior, imagen 2 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Interior, imagen 3 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Interior, imagen 4 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Interior, imagen 5

Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Habitáculo

Este atractivo tapizado, eleva la factura en 3.350 euros. Detrás no sobra el espacio; y si lo equipas con techo panorámico, menos. Ahora bien, delante no hay ninguna pega.

Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Habitáculo, imagen 1 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Habitáculo, imagen 2 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Habitáculo, imagen 3 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Habitáculo, imagen 4 Prueba Peugeot 508 2.0 BlueHDi 160 GT Line. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16
Salon