Imágenes prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8

Los coches se pueden comprar con la cabeza o con el corazón. Pero el nuevo Peugeot 208 GT Line de 130 CV con cambio automático EAT8 puede comprarse aunque nos guiemos por ambas cosas.

Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Exterior

Equilibrado. El tamaño del nuevo 208 es perfecto y sus formas, muy equilibradas. Con un diseño que entra por los ojos.

Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Exterior, imagen 1 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Exterior, imagen 2 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Exterior, imagen 3 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Exterior, imagen 4 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Exterior, imagen 5

Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Detalles

Imagen 3D. Llamativo y original, pero requiere adaptación. Así es el nuevo cuadro de mandos del 208.

Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Detalles, imagen 1 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Detalles, imagen 2 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Detalles, imagen 3 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Detalles, imagen 4 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Detalles, imagen 5

Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Interior

Con el mando que se sitúa junto al freno de estacionamiento eléctrico, se puede seleccionar uno de los tres modos de conducción. Los asientos sujetan muy bien pero no tienen regulación lumbar.

Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Interior, imagen 1 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Interior, imagen 2 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Interior, imagen 3 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Interior, imagen 4 Prueba Peugeot 208 GT Line Puretech 130 EAT8. Interior, imagen 5
Sigue Motor16