Imágenes prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI

Kia lo borda con el nuevo ProCeed, un llamativo familiar que consigue atraer las miradas como lo saben hacer sólo algunos deportivos. Pero aún así, su silueta shooting brake no condiciona su funcionalidad.

Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Movimientos

Kia personaliza el chasis del ProCeed a conciencia. Presume de aplomo, y tanto su dirección como sus frenos sorprenden.

Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Movimientos, imagen 1 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Movimientos, imagen 2 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Movimientos, imagen 3 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Movimientos, imagen 4 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Movimientos, imagen 5

Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Interior

El puesto de conducción te permite saber dónde está todo en segundos. Por calidad y ajustes nada desentona.

Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Interior, imagen 1 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Interior, imagen 2 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Interior, imagen 3 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Interior, imagen 4 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Interior, imagen 5

Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Habitáculo

Los asientos con el acabado GT son magníficos. Detras hay tanto espacio como en un Ceed Tourer, y el túnel central es mínimo, por lo que tres adultos, no muy corpulentos, viajan bien.

Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Habitáculo, imagen 1 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Habitáculo, imagen 2 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Habitáculo, imagen 3 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Habitáculo, imagen 4 Prueba Kia ProCeed GT 1.6 T-GDI. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16