Imágenes prueba Hyundai Ioniq Plug-in

El Hyundai Ioniq de mecánica híbrida enchufable sorprende por su economía tanto en modo eléctrico como al recurrir al motor 1.6 GDI de gasolina, virtud que se acompaña con el agrado y funcionalidad.

Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Exterior

El Ioniq Plug-in pesa 125 kilos más que el Ioniq híbrido normal, pero va prácticamente igual de bien en curva. Su suspensión es más dura.

Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Exterior, imagen 1 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Exterior, imagen 2 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Exterior, imagen 3 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Exterior, imagen 4 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Exterior, imagen 5

Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Interior

El interior ofrece un acabado sostenible. Los plásticos no son de primera, pero la calidad general es muy buena y hay materiales verdes.

Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Interior, imagen 1 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Interior, imagen 2 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Interior, imagen 3 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Interior, imagen 4 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Interior, imagen 5

Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Habitáculo

Como se ha necesitado una suspensión más dura, el confort sobre mal firme es peor, más seco. Los asientos son muy cómodos y ergonómicos.

Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Habitáculo, imagen 1 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Habitáculo, imagen 2 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Habitáculo, imagen 3 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Habitáculo, imagen 4 Prueba Hyundai Ioniq Plug-in. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16