Imágenes prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale

La firma del óvalo azul aumenta la practicidad de su Mondeo más eficiente, que esconde una mecánica híbrida; con años encima, si, pero ahorradora y prestacional. Con esta carrocería familiar versión Vignale acaricia lo premium.

Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Exterior

Con etiqueta ECO. Su mecánica híbrida le ayuda a conseguir este distintivo, pero también a firmar ajustados consumos. Su dinámica es fantástica.

Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Exterior, imagen 1 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Exterior, imagen 2 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Exterior, imagen 3 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Exterior, imagen 4 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Exterior, imagen 5

Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Interior

Hasta el salpicadero se reviste de cuero en los Vignale, que presumen de un gran equipamiento. El puesto de conducción está bien organizado.

Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Interior, imagen 1 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Interior, imagen 2 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Interior, imagen 3 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Interior, imagen 4 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Interior, imagen 5

Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Habitáculo

La amplitud interior es sensacional, pero la batería resta espacio al maletero y le otorga un tacón algo molesto. El cuero, así como los asientos delanteros eléctricos con masaje, calefacción y ventilación son de serie.

Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Habitáculo, imagen 1 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Habitáculo, imagen 2 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Habitáculo, imagen 3 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Habitáculo, imagen 4 Prueba Ford Mondeo HEV Sportbreak Vignale. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16
Salon