Imágenes prueba Citroën ë-C4 Shine

El nuevo C4, fabricado en exclusiva en la planta de PSA en Madrid, tiene montones de argumentos para triunfar, como una línea de influencia crossover bien valorada hoy, un comportamiento de primera o un nivel de confort digno de vehículos mucho más caros. Y aunque ofrece versiones de gasolina y diésel, nuestra primera prueba a fondo es con el ë-C4 eléctrico, agradable hasta decir basta.

Prueba Citroën ë-C4 Shine-1

El nuevo C4, fabricado en exclusiva en la planta de PSA en Madrid, tiene montones de argumentos para triunfar, como una línea de influencia crossover bien valorada hoy, un comportamiento de primera

Prueba Citroën ë-C4 Shine-1, imagen 1 Prueba Citroën ë-C4 Shine-1, imagen 2 Prueba Citroën ë-C4 Shine-1, imagen 3 Prueba Citroën ë-C4 Shine-1, imagen 4 Prueba Citroën ë-C4 Shine-1, imagen 5

Prueba Citroën ë-C4 Shine-2

Muy equilibrado el ë-C4 desafía ciertas ideas preconcebidas, como que es necesaria una suspensión firme, un peso ligero y unos neumáticos anchos ?calza 195/60 R18? para que un coche sea eficaz.

Prueba Citroën ë-C4 Shine-2, imagen 1 Prueba Citroën ë-C4 Shine-2, imagen 2 Prueba Citroën ë-C4 Shine-2, imagen 3 Prueba Citroën ë-C4 Shine-2, imagen 4 Prueba Citroën ë-C4 Shine-2, imagen 5

Prueba Citroën ë-C4 Shine-3

El nuevo C4 equipa los exclusivos amortiguadores progresivos de Citroën, usados también en el C5 Aircross y que filtran bien los firmes imperfectos. Si la estabilidad es buena, la frenada es mejor. El maletero cubica 360 litros con cinco plazas en uso, y permite colocar el piso a dos alturas. No hay rueda de repuesto.

Prueba Citroën ë-C4 Shine-3, imagen 1 Prueba Citroën ë-C4 Shine-3, imagen 2 Prueba Citroën ë-C4 Shine-3, imagen 3 Prueba Citroën ë-C4 Shine-3, imagen 4 Prueba Citroën ë-C4 Shine-3, imagen 5

Prueba Citroën ë-C4 Shine-4

Más práctico que lujoso, el c4 ofrece muchos huecos para colocar cosas, recarga del móvil por inducción... el acabado, justito

Prueba Citroën ë-C4 Shine-4, imagen 1 Prueba Citroën ë-C4 Shine-4, imagen 2 Prueba Citroën ë-C4 Shine-4, imagen 3 Prueba Citroën ë-C4 Shine-4, imagen 4 Prueba Citroën ë-C4 Shine-4, imagen 5

Prueba Citroën ë-C4 Shine-5

La pantalla central táctil de 10 pulgadas informa sobre eficiencia, consumos y recarga, y explica el funcionamiento de los asistentes. Instrumentación digital, pero el cuadro es algo pequeño y apenas configurable. Hay tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport.

Prueba Citroën ë-C4 Shine-5, imagen 1 Prueba Citroën ë-C4 Shine-5, imagen 2 Prueba Citroën ë-C4 Shine-5, imagen 3 Prueba Citroën ë-C4 Shine-5, imagen 4 Prueba Citroën ë-C4 Shine-5, imagen 5

Prueba Citroën ë-C4 Shine-6

Algo escondidos, hay varios mandos como el del volante calefactable, la desactivación del asistente de carril ?hay que pulsarlo varios segundos? o el ajuste del Head-up Display. En el lado positico, plazas traseras con salidas de aire y una amplitud considerable. El ë-C4 brilla por confort.

Prueba Citroën ë-C4 Shine-6, imagen 1 Prueba Citroën ë-C4 Shine-6, imagen 2 Prueba Citroën ë-C4 Shine-6, imagen 3 Prueba Citroën ë-C4 Shine-6, imagen 4 Prueba Citroën ë-C4 Shine-6, imagen 5