Imágenes prueba Citroën C5 Aircross PureTech

De los cuatro motores de la gama, este de gasolina con 180 caballos puede parecer a priori el menos lógico. Pero, sin embargo, se adapta como un guante al C5 Aircross: agrado, respuesta en carretera y un gasto ajustado.

Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Exterior

Si pensamos salir mucho por caminos o circular por nieve, los M+S opcionales sobre llanta de 18 pulgadas, parecen buena idea.

Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Exterior, imagen 1 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Exterior, imagen 2 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Exterior, imagen 3 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Exterior, imagen 4 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Exterior, imagen 5

Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Interior

Convincente calidad general, con materiales de notable y ajuste de sobresaliente. Caja EAT8 y antipatinamiento Grip Control son de serie.

Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Interior, imagen 1 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Interior, imagen 2 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Interior, imagen 3 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Interior, imagen 4 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Interior, imagen 5

Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Habitáculo

Detrás no sobra espacio, pero la banqueta, dividida en tres sectores, es corredera.

Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Habitáculo, imagen 1 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Habitáculo, imagen 2 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Habitáculo, imagen 3 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Habitáculo, imagen 4 Prueba Citroën C5 Aircross PureTech. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16