Imágenes prueba Audi SQ2 2.0 TFSI

El escalón de acceso a la gama SUV de Audi fu ideado para un público juvenil. No parece a priori la base perfecta para que nazca un deportivo. Sin embargo, este SQ2 es el típico lobo con piel de cordero, pues es tan potente como discreto.

Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Exterior

Su dinámica no es la de un SUV. No hay inercias y su paso por curva es impecable. Es 120 mm más alto que un S3 Sportback.

Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Exterior, imagen 1 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Exterior, imagen 2 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Exterior, imagen 3 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Exterior, imagen 4 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Exterior, imagen 5

Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Interior

Los detalles en rojo, los pedales metálicos o el volante delatan al SQ2 frente al resto de Q2. Está bien acabado pero hay detalles a pulir.

Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Interior, imagen 1 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Interior, imagen 2 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Interior, imagen 3 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Interior, imagen 4 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Interior, imagen 5

Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Habitáculo

Este tapizado en cuero bitono cuesta 1.715 euros. Dentro no sobra espacio el túnel central es voluminoso. Detrás no hay asideros ni salidas de ventilación.

Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Habitáculo, imagen 1 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Habitáculo, imagen 2 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Habitáculo, imagen 3 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Habitáculo, imagen 4 Prueba Audi SQ2 2.0 TFSI. Habitáculo, imagen 5
Sigue Motor16
Salon