Imágenes prueba Alpine A110S

La página española de Alpine se inicia con una frase en inglés que es una clara declaración de intenciones: "Smile Machines since 1955". Es decir, "Máquina de Sonrisas desde 1955". Y no se equivoca ni un ápice. Además, la versión S es lo más en Alpine.

Prueba Alpine A110S-1

Cuando se activan los modos de conducción más deportivos, el Alpine A110S es una montaña rusa de sensaciones. Es una auténtica fábrica de derrapajes, un productor de sonido vibrante y una referencia en ligereza

Prueba Alpine A110S-1, imagen 1 Prueba Alpine A110S-1, imagen 2 Prueba Alpine A110S-1, imagen 3 Prueba Alpine A110S-1, imagen 4 Prueba Alpine A110S-1, imagen 5

Prueba Alpine A110S-2

Su ligereza le permite moverse en carreteras viradas con la soltura de una gacela, la rapidez de un guepardo y la astucia de un león africano. El color Azul Alpine es una opción de 1.886 euros.

Prueba Alpine A110S-2, imagen 1 Prueba Alpine A110S-2, imagen 2 Prueba Alpine A110S-2, imagen 3 Prueba Alpine A110S-2, imagen 4 Prueba Alpine A110S-2, imagen 5

Prueba Alpine A110S-3

El puesto de conducción es muy deportivo, pero hay poco espacio para dejar objetos cotidianos como un móvil. Esta versión S lleva de serie el sistema Alpine Telemetrics de telemetría. Y el botón Sport del volante radicaliza aún más la personalidad de esta versión S.

Prueba Alpine A110S-3, imagen 1 Prueba Alpine A110S-3, imagen 2 Prueba Alpine A110S-3, imagen 3 Prueba Alpine A110S-3, imagen 4 Prueba Alpine A110S-3, imagen 5

Prueba Alpine A110S-4

El deportivo francés adopta unos asientos baquet casi de carreras con levas en el volante dándole una impresionante imagen de deportivo radical

Prueba Alpine A110S-4, imagen 1 Prueba Alpine A110S-4, imagen 2 Prueba Alpine A110S-4, imagen 3 Prueba Alpine A110S-4, imagen 4 Prueba Alpine A110S-4, imagen 5
Sigue Motor16
Salon