miércoles, 10 agosto 2022

Michelin Connected Temperature, solución para flotas frigoríficas

El calor en el transporte es un gran problema para el cual Michelin Connected Temperature ofrece la solución. Una herramienta adecuada para controlar la temperatura y la cadena del frió en las unidades de las flotas frigorificas.

El sector español del transporte en frío por carretera es cada vez más numeroso. Las elevadas temperaturas en España obligan a las flotas a disponer de vehículos refrigerados para garantizar la integridad de los productos que transportan.

En España hay más de 155.000 vehículos dedicados al transporte refrigerado. De ellos, un 49 por ciento son vehículos comerciales ligeros, un 23 % de tamaño medio y un 28 por ciento son grandes camiones o vehículos pesados.

Las flotas refrigeradas generan 20.000 empleos

El sector está compuesto por más de 521 empresas. La mayor presencia de estas se da en las comunidades autónomas de Andalucía (111), Murcia (91), Comunidad Valenciana (85) y Cataluña (45). En total, generan más de 20.000 puestos de trabajo directos.

El calor aprieta más cada día. Eso se nota en la evolución del sector. Este viene experimentando crecimientos a un ritmo cercano al 5 por ciento anual. Hay subsectores como el del e-commerce alimentario que prevén un crecimiento del 18 por ciento en 2022.

Existe una alta demanda de vehículos y servicios más adaptados y mejor preparados para afrontar el calor. Que aporten soluciones a las problemáticas que el sector debe afrontar para combatir el calor y las altas temperaturas.

Transportar alimentos, medicinas, productos químicos,… no es fácil.Muchos productos precisan mantener determinadas temperaturas durante sus desplazamientos. Una misma temperatura durante kilómetros y kilómetros sin romper el rango de grados seleccionados.

La solución que el sector estaba esperando

Por esa razón, las flotas precisan de herramientas que controlen en tiempo real las condiciones en las que los productos se desplazan. Michelin Connected Temperature es una solución que las flotas frigoríficas estaban esperando.

Los técnicos de Michelin Connected Fleet, división especializada en la gestión y control de flotas del Grupo Michelin. son los creadores de Michelin Connected Temperature. Una herramienta especializada para las flotas de transporte de productos frescos y congelados.

Michelin Connected Temperature tiene como principal objetivo garantizar la supervisión en directo de la cadena del frío en las flotas de transporte refrigerado. La solución permite enviar datos en tiempo real desde los vehículos en movimiento al equipo gestor de la flota encargado de la supervisión de la misma.

Gracias a la nueva solución, los gestores de la flota pueden conocer en tiempo real datos clave tanto del vehículo. Datos relativos a la cadena del frío que han de mantener los productos que viajan en su interior.

Datos referentes a la temperatura ambiental, al estado del vehículo, al conductor, su ubicación y las distintas temperaturas que los productos han de mantener en su ubicación a bordo.

Emisión de alarmas en tiempo real

Además de esos datos, Michelin Connected Temperature también emite alarmas de posibles incidentes que los gestores precisan conocer en tiempo real.

Alarmas de alteraciones en la temperatura que puedan romper la cadena del frío. Lecturas sobre el mapa con la ubicación de los vehículos. Y que confirmen su estado en tiempo real (movimiento, parado, con el motor al ralentí, accidente, etc).

Pero hay más. Entre los servicios que Michelin Connected Temperature provee se encuentran entre otros los de control de la temperatura de la carga en tiempo real o las alertas en caso de superar los umbrales establecidos para el porte.

También permite generar informes históricos respecto del cumplimiento de la cadena del frío.. aportando datos históricos de temperatura de fácil acceso y certificados de calibración de las sondas de temperatura instaladas en el vehículo.

Con esta información los gestores de la flota pueden supervisar las lecturas de temperatura que se producen junto a la localización del vehículo y podrán demostrar a terceros en todo momento que la cadena del frio no se ha roto durante el transporte del producto.

Emisión de informes y certificados diarios e históricos

A través de Michelin Connected Temperature se puede igualmente generar informes diarios de manera automática que demuestren el cumplimiento y la satisfacción de los requisitos fijados por el cliente, ya sea para viajes individuales o para operaciones globales de traslados de productos.

Igualmente se pueden establecer protocolos de mantenimiento avanzados para la carga avanzada, diseñar distintas zonas de temperatura en la zona de carga de manera flexible y adaptable. También se pueden definir las necesidades de temperatura y la duración de las alertas según los tipos de incidentes que se produzcan.

Michelin Connected Temperature es una solución tecnológicamente avanzada. Es una solución de vehículo conectado que se puede instalar en los vehículos de la flota sin necesidad de incorporar nuevo hardware a bordo de los mismos.

Para ello, la solución creada por Michellin Connected Fleet se conecta a los equipos activos existentes y se integra igualmente en el ecosistema refrigerado establecido por el cliente en los mismos independientemente del proveedor térmico elegido (Carrier, Thermoking, Transcan, Euroscan, …).

Vehículos conectados telemáticamente

En los vehículos de la flota conectados telemáticamente, Michellin Connected Fleet se conecta con los equipos frigoríficos y los distintos sensores existentes a bordo a través de sus registradores de datos y de la CAN del vehículo para evitar posibles costes adicionales de instalación de hardware y de sus consiguientes costes de gestión y mantenimiento.

Michelin Connected Temperature es una solución diseñada para su uso en todo tipo de vehículos de transporte refrigerado, independientemente del tamaño que estos puedan tener: ligeros, medios o pesados.