sábado, 28 mayo 2022

Juan Luís Barahona (Feneval): «Excepcional semana santa, pero seguimos sin coches para el verano»

Juan Luís Barahona, presidente de Feneval, avisó antes de Semana Santa y sigue hablando de que los RAC están «sin coches para el verano». Según Feneval, para garantizar la campaña de verano les pueden llegar a faltar hasta 200.000 unidades.

El buen resultado obtenido en una «excepcional campaña de semana santa» no evita que la de verano esté comprometida. La advertencia sigue vigente para el verano: no hay coches suficientes. Quienes reserven anticipadamente tendrán coche. Quien no lo haga, tendrá problemas para encontrar coche de alquiler.

La baja producción de vehículos por falta de suministro de chips, otros componentes y accesorios ha provocado que las empresas del Rent a Car españolas no pudieran disponer esta Semana Santa del número de vehículos necesario para cubrir sus expectativas de servicio.

Además, los rent a car están sufriendo una importante elevación de sus costes. Al incremento de precios generado por la inflación, la pandemia, la invasión rusa de Ucrania y la huelga del transporte, hay que sumar los mayores costes de mantenimiento que tienen los vehículos por mantenerlos más tiempo en las flotas y los fuertes incrementos de los precios de estos.

Los fabricantes no sólo han reducido las entregas de unidades a los RAC para priorizar otros canales que les aportan mayor rentabilidad. También han reducido cuando no retirado drásticamente los incentivos a las alquiladoras al tiempo que han incrementado el precio de muchos modelos en aproximadamente un 30 por ciento de media.

De todo ello hablamos con Juan Luís Barahona, presidente de Feneval.

M16.- La recomendación a los clientes era muy clara: Reservar anticipadamente. De lo contrario, las previsiones apuntaban a que iba a ser muy difícil, por no decir imposible, disponer de coche de alquiler para las vacaciones.

«QUIENES EFECTUARON SU RESERVA POR ANTICIPADO DISPUSIERON DE COCHE. NO LO consiguieron QUIENES NO siguieron el consejo»

JLB.- «Así ha sido , los clientes que efectuaron sus reservas por anticipado no han tenido problemas en poder disponer de un coche para sus vacaciones. Pero no ha sucedido lo mismo con aquellos clientes que no siguieron el consejo».

M16.- En este sentido es de alabar la actitud que han tenido las empresas de alquiler

JLB.- Efectivamente. La situación era muy difícil y las empresas de alquiler de coches hemos realizado increibles esfuerzos para poder satisfacer el muy elevado número de reservas que hemos tenido en un momento en el que nuestras flotas son más exiguas que nunca antes

M16.- ¿De dónde vienen los problemas? ¿Por qué no disponéis de coches suficientes como en otras campañas?

JLB.- Se debe a la combinación de muchos factores que todos tenemos en mente. Pero básicamente lo que a nosotros nos afecta es que la baja producción que actualmente tienen los fabricantes ha alterado los porcentajes de reparto de la misma que los fabricantes hacían entre los distintos canales de distribución.

Si habitualmente de los volúmenes de producción un 20 por ciento iba destinado al canal de los alquiladores o rent a car, actualmente ese porcentaje se ha reducido al 8 por ciento. Nosotros lo que pedimos es que, pese a las difíciles condiciones actuales, los fabricantes mantengan los porcentajes habituales de reparto de la producción.

Pedimos «fair play», porque todos estamos padeciendo el mismo problema.

«Con menos coches que nunca en nuestras flotas, esta semana santa la tasa de ocupación es muy similar a la de la prepandemia en el año 2019

M16.- Los fabricantes buscan rentabilizar al máximo su producción y para ello buscan obtener ventas al mejor precio posible.

JLB.- Si. Todos vivimos el mismo difícil momento actual. En nuestro caso hemos tenido que hacer auténticos equilibrios para poder distribuir nuestras flotas en los puntos adecuados durante esta semana santa. Nuestras flotas tienen menos coches que nunca y la tasa de ocupación que hemos registrado estos días ha sido mayor que nunca.

Esta Semana Santa nuestra tasa de ocupación ha sido muy similara a la de los años prepandemia, concretamente igual a la de 2019. Hemos trabajado con muchas menos de las unidades de las que precisamos para poder garantizar una total disponibilidad de vehículos para los clientes.

M16.- Anticipásteis una situación muy preocupante

JLB.- Cierto. Y lo peor de todo es que continúa y no sabemos cuando se podrá corregir. Es una situación muy díficil. Por ejemplo, en Baleares se ha vivido esta última campaña una situación muy complicada. A la escasez de entregas por parte de los fabricantes se le unieron las demoras en la distribución provocadas por la huelga del transporte.

Aún así, esta situación y otras semejantes se han podido corregir gracias al buen funcionamiento de las operadoras. Han hecho un grandísimo trabajo. Y lo han hecho de una manera muy profesional. En ningún caso se ha jugado al overbooking, como sucede en otros sectores.

Si no había coches que poder alquilar no se aceptaban peticiones ni compromisos de alquiler. Ese ha sido el camino para poder garantizar durante estas pasadas vacaciones todas las reservas aceptadas.

No se ha jugado al overbooking. si no había coches no se aceptó reserva

M16.- ¿Y de cara a la temporada de verano? ¿Cómo se prevé la situación?

JLB.- Lamentablemente seguiremos en una situación igual o incluso peor. Los buenos datos de la Semana Santa anticipan una campaña de verano que también puede ser muy buena si no surge nada nuevo que modifique la situación.

Nos preocupa mucho el cómo va a afectar la invasión rusa de Ucrania a los mercados de centro y del este de Europa. Porque lo que es evidente es que se van a ver afectados y por ello prevemos una ralentización en la llegada de turistas procedentes de esos países.

El problema que tenemos es que no podemos precisar en qué medida se va a producir esa ralentización, porque la escasez de flota disponible nos ha impedido constatarlo durante la Semana Santa.

M16.- ¿Cuantas unidades faltan en la flota para poder operar sin problemas ni riesgos en las reservas?

JLB.- Para este verano la flota de las compañías de alquiler contará con unas 600.000 unidades, pero en condiciones normales harán falta muchas más. Hablamos de que al menos serían necesarias 100.000 unidades más, cuando en situaciones normales se precisaría sumar 200.000 coches a los actualmente disponibles.

De ahí que la recomendación que desde el sector hacemos a nuestros clientes siga siendo la misma. Que reserven sí o sí y que, en lo posible, anticipen cuanto puedan las mismas. Será la mejor forma de poder garantizarles la disponibilidad de un vehículo para sus vacaciones este verano.

Para que la campaña de verano transcurriera con normalidad necesitamos disponer de 200.000 unidades mas de las que prevemos tener

M16.- ¿Qué otras preocupaciones tiene el sector del rent a car actualmente?

JLB.- Como sector no somos ajenos a los mismos problemas que todos padecemos. Los RAC también sufrimos como el resto de la sociedad el fuerte incremento de costes que la elevada inflación provoca.

En nuestro caso, esta es una situación que se ve agravada aún más por la escasez de unidades disponibles. Esta situación ha provocado que muchas flotas no devuelvan los coches disponibles y estiren su presencia en las flotas, situación que dispara los costes de mantenimiento de las diferentes unidades.

No es que antes no se mantuvieran. Pero los costes del mantenimiento de coches de hasta 6-9 meses de antigüedad no es el mismo que tienen que soportar coches de mayor edad. Estos tienen mayor número de operaciones de mantenimiento que realizar, de operaciones de chapa, reparaciones de todo tipo, etc

Y eso lógicamente va más allá de los acuerdos económicos a los que en materia de que que habitualmente se incluye en los acuerdos de buyback con los fabricantes,

Los costes también se han elevado porque para poder disponer de flota muchos operadores han tenido que recurrir a importar unidades de otros mercados, extender la presencia de muchas unidades en las mismas, recurrir a vehículos de otras flotas de servicios (renting, suscripción,…) , todo con el único interés de facilitar al cliente un coche para sus desplazamientos.