miércoles, 10 agosto 2022

Renault Mégane E-Tech, hacia una movilidad descarbonizada

El nuevo modelo completamente eléctrico de Renault, el Mégane E-Tech, se encarga de mostrar el camino que lleva hacia la movilidad descarbonizada: cero emisiones en el uso, utilización de materiales reciclados en su diseño, baterías con segunda vida y alta reciclabilidad en fin de vida. Este Mégane eléctrico contribuirá al objetivo de Renault de alcanzar la neutralidad de carbono en Europa en 2040.

El nuevo Mégane E-Tech se ensambla al Norte de Francia, en la factoría de Douai de la firma francesa. El modelo encarna los valores de una producción responsable con el aprovechamiento de las piezas muy cerca del lugar de ensamblaje, la utilización de materiales reciclados y el 70% de su peso global de origen europeo.

Varios elementos de su carrocería se fabrican a partir de aluminio. Este material permite aligerar la carrocería, proporcionando una mejor autonomía, pero se ha concebido de manera circular. Para ello, cuando el aluminio se corta para dar la forma a las piezas, los restos se seleccionan y se compactan, y se reenvían al proveedor inicial. Después, vuelven a Douai para fabricar nuevas piezas.

Fabricación Renault Mégane E-Tech
Fabricación Renault Mégane E-Tech

En lo que respecta al interior, muchas piezas como el salpicadero o los revestimientos de los asientos recurren a materiales reciclados. De media, el coche lleva a bordo alrededor de 28 kilos de plásticos reciclados.

Una alta tasa de reciclaje

El nuevo Renault Mégane E-Tech allana el camino para nuevos proyectos como el reciclaje de materiales y metales que componen sus baterías. Estos elementos servirán en el futuro para fabricar las baterías de la Gigafactoría que se estrenará en Douai en 2024.

En total, este vehículo ostenta una tasa de reciclaje que supera el 90%. Con ello, marca el inicio de una nueva era más responsable.