miércoles, 5 octubre 2022

Peugeot e-Expert Hydrogen. Funciona de manera bipolar

Peugeot se ha convertido en uno de los primeros fabricantes en ofrecer una furgoneta alimentada por pila de combustible de hidrógeno de serie. El nuevo e-Expert Hydrogen dispone de las tecnologías de electrificación más avanzadas. La pila de combustible garantiza un rápido repostaje, lo que abre la posibilidad de un uso intensivo sin emisiones. En apenas tres minutos puede almacenar el hidrógeno necesario para recorrer varios cientos de kilómetros en modo exclusivamente eléctrico.

El hidrógeno se está convirtiendo en un pilar fundamental de la transición energética. El objetivo de la marca es claro: invertir en una nueva solución de movilidad sin compromisos con cero emisiones de CO2 y convertirse en el líder en movilidad con esta fuente. La pila de combustible se adapta a todos los tipos de uso sin emitir nada más que agua en forma de vapor por el escape.

Dos fuentes de energía

Con la plataforma modular multi-energía EMP2, el e-Expert Hydrogen es un vehículo eléctrico que combina dos fuentes de energía eléctrica. El sistema combina una batería recargable en la red eléctrica, con la mencionada pila de combustible alimentada con hidrógeno. Este se almacena en los depósitos bajo el piso del vehículo.

Peugeot colabora con Symbio para el suministro de las pilas de combustible de hidrógeno, que se fabrican en su planta de Vénissieux, a las afueras de Lyon.

Peugeot e-Expert Hydrogen.

La pila de combustible es un conjunto de celdas generadoras de corriente superpuestas. Es su ensamblaje el que configura una ‘batería’. Cada celda permite una reacción química entre dos elementos: el hidrógeno y el oxígeno. Para generar la energía necesaria para que el motor eléctrico pueda propulsar al vehículo se ensamblan varias celdas.

Esta tecnología garantiza la ausencia de emisiones de CO2 gracias a una reacción que genera corriente eléctrica, mientras libera únicamente agua y calor. La reacción que se produce en cada celda es la siguiente:

La pila se alimenta de tres depósitos con una capacidad total de 4,4 kilos de hidrógeno a 700 bares de presión. Los depósitos están emplazados bajo el piso de la carrocería y no restan espacio de carga útil al vehículo.

La pila de combustible se combina con una batería recargable de iones de litio con una capacidad de 10,5 kWh y una potencia de 90 kW. Está situada bajo los asientos y también alimenta el motor eléctrico durante algunas fases de la conducción. Cuenta con un cargador trifásico de a bordo de 11 kW situado en el compartimento del motor.

Motor eléctrico de 136 CV en el Peugeot e-Expert Hydrogen

Estas dos fuentes de energía funcionan juntas para alimentar al motor eléctrico de imanes permanentes, que desarrollan una potencia de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par. Situado en el eje delantero, este motor es similar e-Expert eléctrico, que se distingue por una caja de cambios adaptada a las condiciones de carga típicas de los vehículos comerciales.

La capacidad para repostar hidrógeno en tres minutos rinde una autonomía de más de 400 kilómetros. El hidrógeno se produce en Francia. Además no produce contaminación acústica, no vibra, no huele y todo resulta más suave en su funcionamiento.

Otra ventaja es que mantiene el mismo volumen de carga que en las versiones diésel y eléctrica, es decir, hasta 6,1 m³ de volumen y 1.100 kilos de carga útil.

La batería de alto voltaje del Peugeot e-Expert Hydrogen tiene una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros para que los usuarios puedan disfrutar del vehículo con total tranquilidad.