jueves, 18 agosto 2022

El nuevo Kia Niro quiere multiplicar su éxito

Todo listo para que la nueva generación del Kia Niro llegue al mercado. El SUV coreano es uno de los grandes éxitos de la firma por su origen y tecnología totalmente electrificadas -desde su llegada al mercado se han comercializado en versión híbrida aurtorrecargable, híbrida enchufable o cien por cien eléctrica-, con lo que se ha convertido en uno de los más vendidos de Kia.

De hecho, el pasado año fue el tercer modelo más vendido de Kia en España. Y acumula ya casi 32.000 unidades vendidas desde que llegara al mercado. Pero esos retos son el pasado y, tal como comentaba Eduardo Divar, director general de Kia España, el objetivo es que se vendan muchos más -la previsión de ventas de aquí a final de año se sitúa en unas 7.000 unidades, con lo que en un año completo se podría pensar en una 13-14.000 unidades-, y se mantenga junto al Stonic, Sportage y la familia Ceed-XCeeed, como uno de los pilares en el ranking de ventas.

Para ello, el nuevo Kia Niro, que hemos podido ver en directo -y tocarlo- en Madrid, apuesta por un estilo mucho más personal. Ha sido rediseñado por completo tomando las líneas maestras de las últimas creaciones de la marca, como el nuevo Kia Sportage. Así el frontal es mucho más personal, con la evolución de la ‘Tiger Face’ de Kia que llega desde el capó a las aletas.

El frontal del Kia Niro, mucho más personal

Destacan en el frontal las nuevas luces diurnas con un diseño denominado Heart Beat. Y si nos fijamos en la parte trasera vemos también como las luces, con diseño de boomerang tienen una marcada personalidad. Aunque lo que más llama la atención en el diseño del Kia Niro es la vista lateral con ese pilar C muy destacado -sobre todo si elegimos la opción de que vaya en otro color- cuya función no solo es estética, sino que también ayuda en el aspecto aerodinámico.

El estilo exterior del nuevo modelo se remata con una gama de colores que cuenta con nueve tonos diferentes y tres alternativas de colores para ese pilar C. Hay que decir que combinar un color diferente en el pilar C al del resto de la carrocería será una opción disponible solo en las versiones más altas de la gama.

Si en el exterior hay importantes cambios, en el interior llega la revolución. Porque la sobriedad de la anterior generación del Kia Niro aquí se convierte en un estilo tecnológico y muy llamativo. Recuerda en todo el salpicadero, la disposición de los mandos y la doble pantalla -de 10,25 pulgadas cada una- unidas en disposición horizontal a modelos como el Sportage o el eléctrico EV6.

Ese interior de estilo tecnológico tiene características propias, como el uso de materiales reciclados -que sin embargo no empobrecen el aspecto- una luz ambiental que ayuda a crear ambiente y, sobre todo, unos asientos que han sido rediseñados por completo con unos respaldos muy compactos que permiten ganar el máximo de espacio en el interior. Hay además elementos como reposabrazos rediseñados o posavasos configurables para hacer más cómoda la vida a bordo.

Espacio interior sobresaliente

Y sobre todo cuenta con un espacio y habitabilidad muy mejoradas, aunque el coche mide lo mismo que el anterior Niro -4,42 metros de longitud, 1,83 metros de ancho y hasta 1,57 metros de altura- y la batalla solo crece dos centímetros, hasta los 2,72 metros. Pero la amplitud se multiplica con unas medidas sorprendentes para un coche de este tamaño, como los 1.011 mm de espacio para las piernas en las plazas traseras.

Y refuerza su carácter de vehículo familiar con un maletero que oscila entre los 343 litros disponible en el Kia Niro híbrido enchufable y los 475 litros (+ 20 en el capó delantero) que ofrece el Niro eléctrico.

Para mover a este Kia Niro, desarrollado sobre la plataforma K de la marca, se vuelve a apostar por esas tres alternativas electrificadas: híbrido eléctrico e híbrido enchufable ambos con un motor de gasolina Smartstream de 1.6 litros GDI. Y en la parte más limpia el Kia Niro cien por cien eléctrico.

Para el hibrido hay una potencia de 141 caballos, mientras que el enchufable alcanza los 183 caballos gracias al apoyo de su motor eléctrico. Y dispone de una autonomía de 65 kilómetros sin emisiones bajo el protocolo WLTP, lo que le garantiza la etiqueta 0 de la DGT.

Crece la autonomía del Kia Niro eléctrico

También tendrá etiqueta 0 el Niro eléctrico, que con una batería de 64,8 kWh y 204 caballos de potencia logra una autonomía de 463 kilómetros. Y en solo 43 minutos puede pasar del 10% al 80% de carga gracias a su sistema de carga rápida que le permite cargar hasta en puntos de 150 kW.

Estos argumentos se unen a una batería de sistemas de seguridad y ayudas a la conducción que incluyen Head-Up Display de 10 pulgadas que proyecta en el parabrisas información esencial para conducir, como la velocidad, los datos de los sistemas de ayudas a la conducción (ADAS) y los comandos de navegación. Y añade el asistente de mantenimiento en el carril, el asistente de seguimiento del carril, el asistente de circulación por autopistas, el aviso de alerta al conductor o el asistente de luces de carretera, entre otros.

El último argumento que pone en liza Kia para que el Niro multiplique su éxito es el precio. A partir de 24.200 euros -con promociones incluidas- cuesta el híbrido clásico; desde 26.400 euros se puede conseguir el Niro híbrido enchufable y para el eléctrico, que llegará en octubre, el precio fijado, incluyendo promociones de la marca y el Plan Moves III del Gobierno es de 27.400 euros.