jueves, 2 febrero 2023

Rosberg aprovecha sus oportunidades

«Es probablemente el coche más increíble (por puesta a punto) que he tenido. Era increíble». Después de tres años con un monoplaza de otra dimensión respecto a los rivales, cuál no será el nivel del W07 de Mercedes en estos momentos para que Nico Rosberg se exprese en semejantes términos al final del Gran Premio de China.

Mercedes parece tener un monoplaza estratosférico, pero también Lewis Hamilton ha confirmado qué ocurre cuando no se arranca desde la primera línea o se domina la carrera en la primera curva. Ferrari puede estar cerca o con un ritmo ligeramente inferior al de sus rivales alemanes. Rosberg insiste que aún no hemos visto el verdadero potencial del SF16 H y puede que tenga razón. Pero mientras los monoplazas rojos no logren la primera curva, no podrán romper la hegemonía de Mercedes. Y cuando lo consigue alguien más, como fue el caso de Ricciardo en la primera curva, tiene la desgracia de pinchar. «Como si un peso pesado me golpeara dos veces en el estómago» se lamentó el australiano. Qué razón tenía.

Red Bull vuelve

Que Red Bull posiblemente tenga el mejor chasis de la parrilla, o al nivel de Mercedes, comienza a ser una realidad. El podio de Kvyat lo confirmó. Y Vettel no tenía razón cuando intentó imponer la fuerza de su prestigio y posición al ruso, tanto en el prepodio como en el podio. Kvyat fue a por la posición sin embestir a Vettel. El alemán acertó con su gran carrera, pero no con el juicio en que intentó dictar su propia sentencia en público. El Gran Premio de China volvió a confirmar que la introducción de tres compuestos ha sido un éxito.Hasta el último tercio de la prueba es imposible predecir un resultado, y Valtteri Bottas, por ejemplo, fue otro nuevo botón de muestra. Superior el Williams al Toro Rosso en todo momento, el finlandés terminó por detrás de los dos pilotos del equipo italiano.

Sainz superado por Verstappen

Y el ejemplo de Verstappen también refuerza la dinámica. Carlos Sainz superó totalmente al piloto holandés durante todo el fin de semana, con superiores diferencias entre ambos a la media de otras carreras. Hasta las últimas vueltas del gran premio. Cuesta entender cómo al piloto más rápido, al que marchaba por delante de la clasificación, se le ofrece la estrategia más lenta en el final de carrera. Entregar al holandés el neumático más blando entre ambos, con los depósitos ya vacíos, era un verdadero regalo. Y Bottas, con su salida de pista en la penúltima vuelta ante el holandés, le puso el lazo.

McLaren progresa

McLaren volvió a confirmar en China su progresión. Al menos en los entrenamientos. En carrera, sin embargo, parece que el MP4-31 tiene un especial apetito de neumáticos. Es evidente que un monoplaza necesita ser competitivo en muchos frentes. El domingo todavía queda trabajo por hacer. Si la carrera de Sanghai sirve para posicionar a McLaren, el equipo británico está a la puerta de los puntos. Pero todavía no ha entrado dentro de la sala.