lunes, 5 diciembre 2022

Motocultores a toda máquina

Ni la Fórmula 1, ni el Mundial de Motociclismo… la carrera más auténtica es la que cada año se disputa en la localidad castellonense de Betxí. El Rally Transbetxí, que cumple ya su 27 edición, cuenta con una particularidad que lo hace único: se corre con motocultores agrícolas.

En 1988 se celebró la primera edición de esta singular carrera en la que se adaptaron motocultores (pequeñas máquinas destinadas a tareas agrícolas dotadas de motores de no más 10 caballos de potencia) para la competición. Se sustituyeron los motores originales por otros de motocicleta de unos 40 caballos (Bultaco de 250 c.c. rectificados), se mejoraron los frenos, las suspensiones, el embrague y los neumáticos de estas máquinas que en carrera pueden llegar a alcanzar unos 80 km/h. 

Este año se dieron cita más de 50 participantes, que compiten en parejas dado que la pista de carreras tiene muchas irregularidades saltos y zonas rápidas y los motocultores son bastante inestables, por lo que el copiloto se encarga de ejercer de contrapeso para evitar volcar en las curvas.

Red Bull Motorets: primera edición

Además, esta edición del Rally Transbetxí acogió el primer Red Bull Motorets, una especie de 'rally de campeones' que sirvió de prólogo a la carrera. El evento consistía en que los participantes se enfrentaban en eliminatorias uno contra uno. De esta fase de clasificación salieron ocho finalistas y al final acabó venciendo -en una carrera muy ajustada- la pareja formada por Omar Pique y José Cifuentes, de la escudería Cartonatges la Plana.

Joan Barreda también corrió

Otra de las sorpresas del día fue la presencia de Joan Barreda, oriundo de Castellón y piloto oficial de Honda HRC en el Rally Dakar, que probó a quemar adrenalina recporriendo algunos tramos a bordo de estas curiosas máquinas de labranza metidas a 'coches' de carreras.