¿De quién será la calle?
PREVIO GP MÓNACO F1 2015

¿De quién será la calle?

El Gran Premio de Mónaco no augura, en principio, una ganador diferente a los pilotos de Mercedes. Pero la especial naturaleza de este trazado y su historia ofrecen en ocasiones resultados inesperados. Por diferentes razones, tanto Fernando Alonso como Carlos Sainz y Roberto Merhi pueden encontrar en las calles del Principado una ocasión singular para sus aspiraciones.

Javier Rubio

Javier Rubio Twitter

21 de Mayo 2015 17:17

Comparte este artículo: 0 0

«Los circuitos de menor carga de potencia nos ayudarán por ahora, así que Mónaco es el primer circuito en el que podamos mejorar un poco el resultado», comentaba Fernando Alonso antes del Gran Premio de España, «en las próximas dos o tres carreras estaremos luchando por la décima plaza, y espero que después de Canadá y Austria seamos más fiables y podamos pelear por el séptimo puesto. Ése es el objetivo», predecía Alonso. ¿Será en el Gran Premio de Mónaco donde McLaren y Honda puntúen por primera vez?

Si el piloto puede marcar diferencias entre sus pares, y la configuración del trazado monegasco reducirlas para la potencia de los motores, quizás el equipo británico pueda jugar bazas imposibles hasta el momento. La carrera de Montmeló supuso una decepción para el equipo británico, donde el MP4-30 mostró más problemas de lo esperado. Sólo cabe recordar las palabras de Jenson Button sobre el comportamiento de su monoplaza al término de la prueba. Aunque Alonso quizás habría puntuado de no mediar el inusual problema con los frenos que le eliminó cuando rodaba entre los diez primeros.

Una incógnita para McLaren

También Mónaco podría suponer una incógnita para McLaren a pesar de que en teoría maquille las debilidades del MP4-30. Porque tanto Alonso, Button, Magnussen han alabado la manejabilidad del monoplaza en varias ocasiones. Pero en el trazado catalán también hubo quejas sobre la entrega de potencia de la unidad híbrida nipona. Mónaco no sería el mejor trazado en este sentido.

En todo caso, si el déficit de McLaren se estima actualmente entre los 100 y los 120 caballos, Mónaco debería ser el mejor trazado para enmascararlo. Buena elasticidad en la entrega de la potencia, un monoplaza ágil de comportamiento y una posición entre los diez primeros de parrilla el sábado podrían ofrecer a McLaren ese resultado que tanto necesita.

Carlos Sainz, a seguir sorprendiendo

Pero también Carlos Sainz y Roberto Merhi llevarán bandera española en Mónaco a bordo de sus monoplazas. En el caso de Toro Rosso, una buena posición de parrilla podría ayudar a compensar los difíciles comienzos de carrera con depósitos llenos que ha ofrecido hasta el momento el STR10. El monoplaza italiano se ha mostrado extraordinariamente competitivo en las pistas de curvas rápidas, aunque resulte una incógnita su rendimiento en las calles del Principado. Como a McLaren, también le aliviará no depender de la potencia máxima del motor Renault..

«Podría no tener el monoplaza más competitivo, pero tenemos 19 carreras y, al menos en una, dos o tres tiene que brillar, como nuestros dos pilotos hicieron en la última sesión cronometrada en Montmeló. «Este es el momento en el que los equipos punteros se fijan en un piloto», explicaba Franz Tost recientemente, refiriéndose al potencial de Sainz. El piloto de Toro Rosso ya cuenta con dos participaciones en su haber, y siempre ha optado por la pole en las World Series. En cinco carreras ha entrado en tres ocasiones en el Q3 y en Montmeló logró una extraordinaria quinta posición. Si Sainz mantuviera semejante racha en Montecarlo podría dar la campanada.

Merhi quiere batir a su compañero

En cuanto a Roberto Merhi, el castellonense también fue confirmado para correr en Mónaco, dejando libre su puesto en el equipo Pons, en las World Series, que también corren en Mónaco durante el mismo fin de semana. Tendrá una buena oportunidad para resarcirse ante su compañero de equipo, Will Stevens que le ha derrotado en las carreras anteriores.

Hasta el momento, Mehri no ha dispuesto del mismo material que su compañero, quien cuenta con un aporte financiero que no respalda al piloto español. Aunque también parece sufrir para sacar el máximo partido a los Pirelli, las diferencias de peso entre ambos pilotos no juegan a su favor, factor este también reconocido por el equipo. Por ello, ante un trazado tan singular, Mehri tiene una buena oportunidad de batir a su rival de Manor, el único que en estos momentos tiene en la Fórmula 1.

Y Mercedes, a lo suyo

«No creo que sea la realidad», explicaba un decepcionado Sebastian Vettel al término del Gran Premio de España, donde el alemán terminó a 45 segundos de Nico Rosberg. Con una amplia evolución aerodinámica, y en la confianza interna de la Scuderia de recortar diferencias con Mercedes, el tiro salió por la culata: la diferencia en meta fue la mayor de toda la temporada. En el Gran Premio de Mónaco se comprobará si Mercedes se ha despegado tanto de la Scuderia.

«Si se toma la media de las primeras cinco carreras, entonces tienes la realidad», explicaba el alemán, «creo que hay que ser justos y aunque en algunas pistas uno puede ser más competitivo que otros, parece que por alguna razón no fuimos competitivos aquí (en Montmeló), aunque hemos mejorado nuestro coche». Obviamente, la configuración de Mónaco es radicalmente opuesta a la del circuito catalán, y cabe poner en un paréntesis temporal la última y desconcertante derrota de Ferrari. Si las diferencias de Mercedes se mantuvieran también en el lento trazado del Principado, entonces el equipo italiano tendría motivos para la preocupación. En principio, sería razonable esperar que el escenario sea distinto al de Montmeló según esas «cinco carreras de media».

Diferencias mayores o menores al margen, en todo caso, Mercedes no debería tener rival. Nadie ha batido a los monoplazas alemanes el sábado por el momento, y tanto Rosberg como Hamilton se disputarán la victoria un año más. Aunque en 2014 el W05 ofreció en esta misma pista la menor ventaja por vuelta de las primeras carreras del año, fue suficiente para copar la primera línea y, con ello, el doblete.

Rosberg renace

Rosberg ha logrado vencer en las dos últimas ediciones, y ambas desde la primera posición. Además, ha conseguido romper en Montmeló la racha e inercia de victorias del británico. Como Rosberg reconociera allí, su enfoque de los entrenamientos cambió tras su derrota de Bahrein el sábado. Aplicó otra filosofía en el trazado catalán que fructificó en el Q3. En Mónaco esa agresividad será más necesaria que nunca si quiere reducir los 20 puntos de diferencia que les separan en la clasificación general.

La historia del Gran Premio de Mónaco también nos recuerda que esta carrera puede ofrecer perfiles y resultados inesperados. Accidentes, coche de seguridad, climatología... Aunque sea una prueba de naturaleza altamente predecible, también en ocasiones se vuelve loca. Dada la dinámica de la presente temporada, nada como perder los papeles de vez en cuando. Ojalá sea así en 2015.

Artículos recomendados

Sigue Motor16