miércoles, 7 diciembre 2022

Mercedes C 250d. Batiendo récords en Pikes Peak… ¡con un diésel!

Sólo se puede tachar de una cosa la gesta conseguida por Mercedes en Pikes Peak; Increíble. Increible porque el coche apenas ha sufrido modificaciones y sobre todo porque se trata de un vehículo diésel. Con esta gesta, Mercedes destierra de un plumazo las viejas leyendas de que los coches a gasoil son más pesados, menos rápidos y mucho más contaminantes.

Casi sacado de fábrica

El coche completó la ascensión de 19,9 Km, con una ruta que incluye hasta 150 curvas con un rango de altitud de 1.520 metros, en tan sólo 11 minutos y 22 segundos. Para que os hagáis una idea de la magnitud de este hecho, el récord anterior lo tienía un Volkswagen Golf TDI del 2000 y tardó en completar el circuito en 14 minutos y 3,320 segundos allá por 2007. Impresionante.

El piloto encargado de la ascensión, Uwe Nittel, comentaba tras su gesta lo siguiente; «Subir con un sedán diésel de producción y transmisión automática hasta Pikes Peak suena como una idea descabellada, sin embargo ha sido muy divertido. Esto ha demostrado además que las teorías preconcebidas acerca de los motores diésel ya no son relevantes».

El C 250d 4Matic cuenta con «sólo» 200 CV y está equipado con una transmisión automática 7G-Tronic Plus. Pese a que la mayoria de componentes en el Mercedes eran de serie, tuvo que sufrir algunas modificaciones para pocde competir en la famosa ascensión. Éstas se centraron en la seguridad del piloto. Así el interior se desmontó entero (típico de los coche de carreras), se incluyó una jaula antivuelco, se cambió el tanque de combustible por uno de comperición con más seguridad, un sistema de extinción de incendios, frenos mejorados y los neumáticos de alto rendimiento (UAR).

Lo que sí permaneció inalterado fue su motor diésel de cuatro cilindros. Gracias a un sistema de emisiones eficaz, el C 250d es el primer modelo diésel en superar las restrictivas normas de contaminación de los Estados Unidos que están entre las más duras del mundo. Con un consumo combinado de 6,9 litros a los 100 Km, la eficiencia de combustible que demostró este Mercedes es mejor que la mayoría de vehículos híbridos vendidos en los EE.UU. .